Con una maratón de 229 kilómetros y seis cotas puntuables en el menú, el pelotón dejó hacer a la escapada con la vista puesta en etapas más decisivas, como la de este miércoles con meta en alto en Madonna di Campiglio. Pero Joao Almeida se reservó un acelerón para el repecho que precedía a los últimos 500 metros y picó dos segundos a sus rivales. Ben O’Connor y Jan Tratnik se jugaron la gloria tras un bonito mano a mano en la tercera subida al Monte di Ragogna, incluido en el circuito que desembocaba en San Daniele del Friuli. Tratnik, más fuerte que O’Connor en el muro en el que atacó luego la maglia rosa, se llevó su primer triunfo en una grande a los 30 años.

Se trata de la novena victoria como profesional del esloveno, la nacionalidad de moda en el ciclismo gracias a Primoz Roglic (campeón de la Vuelta de 2019) y Tadej Pogacar (vencedor del Tour de 2020). Almeida amplió a 17 segundos su renta sobre Wilco Kelderman en vísperas de pruebas más serias, como el encadenado Forcella Valbona, Bondone, Durone y Madonna di Campiglio de este miércoles, o Carlo Magno, Castrin, Stelvio y Laghi di Cancano el jueves... si la climatología respeta. Y aún faltarán Agnello, Izoard y Sestriere, el sábado, y la contrarreloj de Milán, el domingo. Casi nada.

La burbuja del Giro sobrevivió al segundo día de descanso, pese a que, como en el Tour, queda la duda de que no todo funciona como debe o que algo se ha evitado comunicar. Esa sensación persiste en el pelotón en Italia, certeza en el caso de Francia, cuando los responsables esquivaron el cierre de la sala de prensa después de tres positivos. Thomas de Gendt volvió a deslizar que no se termina de creer que sólo se produjeran dos casos, el de Fernando Gaviria y un auxiliar del Ag2r, tras llegar el coronavirus al interior del círculo de seguridad con los resultados adversos de Simon Yates, Michael Matthews y Steven Kruijswijk.

La organización, como explicó AS, se mostraba “confiada” ante esta segunda ola de controles, ya que entre el jueves y el viernes de la semana pasada realizó 512 análisis rápidos de refuerzo al protocolo sanitario, todos negativos. La ronda siguió adelante sin Matthews ni el Jumbo y el Mitchelton al completo después de la primera jornada de reposo, y en este segunda no hubo más bajas que Gaviria. El colombiano, contagiado en el UAE Tour (permaneció casi un mes en el hospital de Abu Dabi por precaución), es el primer ciclista que sufre una reinfección. En esta ocasión se encontraba asintomático, pero su equipo, el UAE, le retiró y aisló.

Roglic sigue con hambre

La Vuelta a España 2020 ya está en marcha. Ha arrancado en martes y en octubre, dos rarezas en comparación con otros años, y se desarrollará íntegramente en otoño, otra anomalía, entre estrictas medidas antipandemia. ¿Podía haber más singularidades? Pues sí, las había. La Vuelta ha arrancado con un final en alto al Santuario de la Virgen de Arrate, otro toque de excepción. Allí, en una cima de enorme tradición ciclista que ha visto ganar a Bahamontes, Loroño, Julio Jiménez, Poulidor y Ocaña, otro campeón conquistó la victoria. Primoz Roglic, el dorsal 1, ganador de la Vuelta 2019 y perdedor del pasado Tour en la penúltima etapa, impuso su ley para enfundarse el primer maillot rojo. Sigue con hambre.

Para recordar esas primeras peculiaridades, martes y octubre, la Vuelta se inauguró con un minuto de silencio en memoria de las víctimas del coronavirus. Si hoy estamos aquí es por el impacto de la pandemia, que obligó a mover el calendario deportivo y a suprimir las tres etapas de los Países Bajos que tenían que haber precedido a Arrate. Y para recordar ese segundo anacronismo, otoño, la etapa de apertura se disputó bajo la lluvia. Para entrar en ambiente.

Bajo esa lluvia rodó la primera fuga de la carrera, formada por Rémi Cavagna (Deceu­ninck), un aventurero habitual en el pasado Tour a quien apodan el TGV, el tren de velocidad francés, acompañado de Jasha Sütterlin (Sunweb), Quentin Jauregui (Ag2R), Tim Wellens (Lotto) y Jetse Bol (Burgos). Siempre controlados por el Movistar y el Jumbo. También hubo los primeros abandonos: Mathias Frank, Ilan van Wilder y Alexandre Geniez. Y las primeras caídas, entre ellas la de un hombre importante para la general, Daniel Felipe Martínez, ganador este año del Dauphiné y de una etapa en el Tour de Francia. Después de un chequeo médico y de valorar la retirada, el colombiano decidió continuar y, aunque intentó agarrarse al tren de los gallos en la ascensión final, cruzó la meta a 4:29. Ya veremos hasta cuándo resiste.

No hizo falta llegar a las rampas de Arrate para resolver algunas incógnitas de esta Vuelta. En el puerto anterior de Elgeta, de tercera categoría, Chris Froome se quedó descolgado, justo cuando su compañero del Ineos, Andrey Amador, tiraba por delante para Richard Carapaz. Terminó a 11:12 minutos. Es la caída de un mito. Definitivamente. También se rezagaron ahí Thibaut Pinot, Ion Izagirre... Y poco antes lo había hecho Michael Woods, aunque en este caso por accidente.

El Ineos mantuvo el mando en la subida eibarresa, con un ritmo machacón de Iván Ramiro Sosa. Sin mirar al pasado. Pero el Jumbo se rebeló pronto contra la dictadura británica y decidió imponer su propio orden. Sepp Kuss atacó para formar una primera selección de ocho corredores, en la que entró su jefe Primoz Roglic, no así Tom Dumoulin, y también el jefe del Ineos, Carapaz. Del Movistar respondió Enric Mas, a quien se le vio con pedaleo fácil. Es la esperanza española. Alejandro Valverde llegó a 51 segundos. Hugh Carthy lanzó el primer órdago por el triunfo, remachado por un Roglic que alarga la forma desde el Tour. En segunda posición se clasificó Carapaz. De momento, la Vuelta apunta a ese duelo: Roglic-Carapaz. Con permiso de Mas, que quiere dar el salto. 

Como cada temporada, los equipos profesionales renuevan o cambian sus patrocinios y proveedores de material. Éste es el caso del Team Sunweb, el Team Jumbo-Visma y el Mitchelton-Scott, que en 2021 estrenarán nueva marca de bicicletas.

El Sunweb -masculino, femenino y de de desarrollo- dejará de utilizar bicis Cervélo tras dos años juntos y a partir de la próxima campaña empleará modelos Scott. La ligera y escaladora Addict RC, la aerodinámica y veloz Foil y la Plasma de contrarreloj serán las nuevas armas del conjunto alemán. Todas estas bicicletas estarán montadas, cómo no, con componentes Syncros, marca perteneciente a Scott.

Por su parte, el Jumbo-Visma correrá los próximos años precisamente con Cervélo, que sigue presente así en el pelotón WorldTour. La escuadra de Primoz Roglic, Wout van Aert, Tom Dumoulin o Marianne Vos, entre otros, competirá dependiendo de la carrera con modelos como la R5 Disc, S5, P5 o Caledonia, diciendo adiós tras siete años a Bianchi. Además, el equipo femenino y el de desarrollo emplearán ruedas Reserve, codiseñadas por la propia Cervélo.

Finalmente, GreenEDGE Cycling/Mitchelton-Scott cogerá el relevo a Jumbo-Visma y usará bicicletas Bianchi. Después de nueve años junto a Scott, uno de sus patrocinadores iniciales, la formación masculina y femenina australiana rodará con bicicletas como la Specialissima, la Oltre o la Aquila.

Estos tres equipos y marcas de bicicletas han empleado esta temporada 2020 grupos Shimano, por lo que parece que ésta será la opción con la que seguirán en 2021, aunque aún no se ha confirmado.

A partir de 2021, el equipo Jumbo-Visma comenzará con su propio equipo de ciclismo femenino. Con esto, Team Jumbo-Visma da el siguiente paso en el desarrollo del equipo que también tiene una formación World Tour y un equipo de desarrollo. La expansión con Team Jumbo-Visma Women se realizó en colaboración con los patrocinadores principales Jumbo y Visma. Parkhotel Valkenburg también apuesta por el nuevo equipo femenino.

El director del equipo, Richard Plugge, ha tenido la ambición de iniciar un equipo femenino durante algún tiempo. "Ha llegado el momento de empezar. Es fantástico poder hacer una gran contribución al ciclismo femenino nacional e internacional a través de tu propio equipo femenino. Con la llegada de este equipo femenino, completamos el Team Jumbo-Visma, acogiendo el reconocimiento del talento , desarrollo y deporte de alto nivel al más alto nivel. Además, es fantástico que también podamos ofrecer una perspectiva a las chicas jóvenes a largo plazo dentro de nuestro modelo de Academia ", dijo Plugge.

El equipo estará dirigido por Esra Tromp, ex directora del equipo femenino de Parkhotel Valkenburg. Tromp saluda los próximos años con este equipo con gran confianza. "El objetivo del equipo es construir el mejor equipo femenino del mundo, así que aproveché felizmente la oportunidad. El equipo está formado por talento y experiencia y tiene un equilibrio muy agradable. Haremos una contribución importante al ciclismo femenino con el conocimiento y experiencia disponible dentro de esta organización ".

Además de Tromp, Team Jumbo-Visma colabora con Marco Postma, ex entrenador de la Cycling Academy Gelderland y de la federación holandesa de ciclismo, entre otros, y el belga Lieselot Decroix, ex ciclista profesional y científico del movimiento. Ambos trabajarán como entrenador de carreras. La ex ciclista profesional Marieke van Wanroij, también procedente del Parkhotel Valkenburg, asume el papel de entrenadora de rendimiento.

El equipo Jumbo-Visma Women comenzará con una licencia continental en 2021, ya que las regulaciones de la UCI no permiten que un nuevo equipo ingrese directamente al Women's World Tour. El equipo, las ciclistas y los patrocinadores tienen confianza en un gran programa para 2021, incluidas todas las carreras importantes.

De acuerdo con la filosofía de la organización, el equipo se esforzará por crecer y desarrollarse para llevar al equipo a grandes alturas juntos. El equipo estará formado por las siguientes doce corredoras: Marianne Vos (NED), Jip van den Bos (NED), Riejanne Markus (NED), Anouska Koster (NED), Nancy van der Burg (NED), Romy Kasper (GER), Aafke Soet (NED), Teuntje Beekhuis (NED), Julie van de Velde (BEL), Pernille Mathiesen (DEN), Karlijn Swinkels (NED) y Anna Henderson (GBR).

La múltiple campeona del mundo Marianne Vos es uno de los grandes nombres del nuevo equipo. "Estoy orgulloso de ser parte del Equipo Jumbo-Visma. La visión y la ambición del equipo me atraen y espero comenzar juntos".

El ciclismo femenino va en aumento y la intención es acelerarlo, junto con los principales patrocinadores Jumbo y Visma y los demás socios detrás de él. El equipo femenino se integrará plenamente en la organización existente, los equipos ciclistas actuales y los equipos de patinaje de velocidad, donde compartir conocimientos también tiene un valor único. Un equipo en el que toda la orientación, los conocimientos y las instalaciones son los mismos para hombres y mujeres. El equipo Jumbo-Visma es uno.

Luego de que concluyera la Gent-Wevelgem , uno de los velocistas más espectaculares de todos los tiempos anunció con lágrimas en los ojos "Esta es quizás la última carrera de mi carrera ".y cuando la cadena de Tv, Sporza le pidió que confirmara si de hecho era la última carrera de su trayectoria , Cavendish dijo, "tal vez, sí".

Cavendish, de 35 años, es considerado uno de los mejores velocistas de todos los tiempos en el ciclismo profesional. Ha tenido una carrera ilustre que incluye 30 victorias de etapa en el Tour de Francia.

También ha ganado 15 etapas en el Giro de Italia, 3 etapas en la Vuelta a España, 10 etapas en el Tour de California, una Milán-San Remo en 2009 y fue campeón mundial de ruta en el 2011. La carrera de Cavendish se extiende más allá de las carreras en ruta y en la pista fue tres veces campeón del mundo en Madison y además subcampeón olímpico del Omnium. En total tiene 146 victorias en su palmarés

La declaración de Cavendish fue una sorpresa, ya que está programado para competir en Scheldeprijs la próxima semana el 14 de octubre en Schoten, Bélgica.

Ha luchado por obtener resultados esta temporada y comenzó Gent-Wevelgem en un papel de gregario para su compañero de equipo en Bahrein McLaren, Dylan Teuns, quien terminó décimo. El equipo indicó que Cavendish estaría en rol de líder en Scheldeprijs el miércoles. carrera que ha ganado en tres ocasiones en 2007, 2008 y 2011.

El contrato de Cavendish con Bahrain McLaren expira a finales de este año, sin embargo, el gerente del equipo Rod Ellingworth reveló el sábado, desde el Giro de Italia, que las negociaciones entre Cavendish y Bahrain McLaren para 2021 aún estaban en curso.

El ciclismo está asistiendo en los dos últimos años a una pequeña revolución. Países con poquísimo peso en un deporte tradicionalmente gobernado por gigantes como Bélgica, Francia, España o Italia están asumiendo un papel protagónico difícilmente imaginable hace muy poco tiempo.

El ejemplo más claro, desde luego, es el de Eslovenia, que acaba de acaparar los dos primeros puestos del Tour de Francia de la mano de Tadej Pogacar y Primoz Roglic.Ya el año pasado, Richard Carapaz se convertía en el primer ecuatoriano en ganar una gran vuelta con su triunfo en el Giro de Italia y Egan Bernal era el primer colombiano en llegar de amarillo a París, aunque en este caso cabe admitir que los 'escarabajos' llevaban años asumiendo un papel importante en las principales rondas.

El próximo país que puede dar un paso al frente en esta revolución silenciosa es Portugal de la mano de Joao Almeida. El joven corredor (22 años) del Deceuninck-Quick-Step suma ya cinco días como líder del Giro, un hecho sin precedentes para Portugal..Porque hasta ahora, sólo un luso había vestido la maglia rosa. Se trata de Acacio da Silva, líder durante las etapas 8 y 9 del Giro de 1989. Da Silva es, de hecho, el único portugués en ganar etapas en la historia de la Corsa Rosa -y en liderar el Tour, durante cuatro etapas en 1989-.Sumó nada menos que cinco entre 1985 y 1989 y llegó a acabar séptimo en la edición de 1986, su mejor resultado en una gran vuelta. Además obtuvo tres victorias en el Tour de Francia, lo que le convierte, por derecho propio, en el segundo mejor ciclista portugués de todos los tiempos.

El primer puesto, qué duda cabe, corresponde al gran Joaquim Agostinho. Mucho se ha escrito sobre el desgraciado accidente en la Vuelta al Algarve de 1984 que acabó con la vida de 'Tinho'. Ese perro que se cruza en el camino, la fractura en la cabeza y los interminables días en coma en un hospital de Lisboa antes antes del fatal desenlace.Tenía 41 años y era la temporada en la que iba a colgar la bicicleta. Pero antes tuvo tiempo de escribir las páginas más gloriosas del ciclismo luso. Agostinho acabó tercero en los Tour de 1978 y 1979 y segundo en LaVuelta de 1974.'Hulk', apodo que aludía a su robusto cuerpo, ganó además cinco etapas en la ronda gala y tres en la española. Su presencia en el Giro, sin embargo, fue testimonial. Sólo lo corrió en 1976 y se retiró.Este es el peso que tiene que soportar Almeida, el de llevar el ciclismo luso a una nueva dimensión.

Y todo ello en su primera vuelta de tres semanas.Joao Almeida no ha ganado aún nada en 2020 pero ya fue segundo en la crono inaugural del Giro y el Giro de Emilia y tercero en la Vuelta a Burgos, donde fue eclipsado por Remco Evenepoel, y la Settimana Coppi e Bartali. En 2018, con 19 años, ya fue segundo en el Giro Ciclistico (prueba sub'23).Confeso admirador de Chris Froome, sueña a lo grande y quiere dar la campanada en un Giro sin grandes favoritos. "La verdad es que la maglia rosa me hace cada día más fuerte. Me da confianza y siempre es una motivación extra. Daré todo lo que tengo hasta el final". Palabra de líder.

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria