Arlenis Sierra, una ciclista con una línea de meta diferente

  • Por  CyclingNews
  • Publicado en Ruta
  • Valora este artículo
    (0 votos)
Arlenis Sierra, una ciclista con una  línea de meta diferente
24 Abr
2020

"Mucha gente me dijo: 'No celebras el segundo lugar', y eso me molestó un poco. ¿Quiénes son ellos para decirme con qué debo o no estar feliz?"

Así saltó a la palestra del ciclismo profesional europeo, la cubana Arlenis Sierra, luego de que celebrará efusivamente el segundo lugar obtenido en el Trofeo Alfredo Binda. Su primer podio con el Astana logrado en el 2017. "Todos me preguntaban por qué levanté los brazos cuando terminé de segunda ¡Sé muy bien que no gané! Lo hice por la emoción que me invadió, no era tan difícil como me lo habían pintado "

Sierra comenzó a andar en bicicleta a la edad de 11 años , su padre necesitaba que su hija gastara energia, habían fracasado en el Tenis y en otros deportes e insistió a pesar de que ella no quería, en el ciclismo, por lo que la inscribieron en el centro deportivo de Manzanillo, lugar de nacimiento de la ciclista cubiche.

"Solo había tres bicicletas, y eran muy básicas", recuerda Sierra. "Los cauchos estaban desgastados y solo tenían un freno. Salíamos tres de la escuela a entrenar y cuando regresamos , comenzaban otros tres y así.."

"No creo que existan las condiciones en Cuba para practicar el ciclismo para que este sea más popular y se tenga más éxito", dice Sierra. "No hay suficientes bicicletas, y la mayoría de ellas son específicas para hombres, aún así los hombres tienen peores perspectivas que las mujeres, en muchas carreras competimos juntos, lo que eleva nuestro nivel, pero no el de ellos"

2016 fue el año crucial. La gran oportunidad llegó en el verano cuando José Manuel Peláez, presidente de la Federación Cubana de Ciclismo, hizo las gestiones para que estiviera un mes en el Centro Mundial de Ciclismo de la UCI en Suiza. Estar allí le presentó lo que ella describe como un "nuevo enfoque para el ciclismo", pero claramente no tardó mucho en adaptarse. En el mes de julio, Sierra ganó dos etapas y la general en el Tour de Bretaña.

Llegaron invitaciones de equipos profesionales, el UnitedHealthcare de Estados Unidos pasó mucho tiempo detrás de ella, pensó en firmar con ellos, pero a los cubanos le tenian prohibido firmar contratos profesionales con equipos de estadounidenses, por lo que debió elegir la otra opción, el Astana.

"Nunca imaginé que sería posible viajar, y competir para equipo y recibir un pago. No sabía qué era eso. No tenía idea de eso", dice ella.

"Estaba tan sorprendida cuando corrí la Strade Bianche por primera vez. No podía creer que estuviéramos corriendo bajo la lluvia a dos grados", dice, riendo. "Luego Flandes y los adoquines. No tenía idea de que estas carreras existían. En Cuba nunca había corrido por debajo de los 15 grados, y si estaba lloviendo, la carrera se cancelaba. En esos primeros meses participé en todas las carreras con el mismo mentalidad, diciéndome a mí misma que tenía que terminar, no importaba cómo ".

Lo demas es historia, victorias de etapa en el Tour de California y Ardèche , Tour de Guangx y hace un año ya fue onceava en el Campeonato Mundial.

"Estoy mejorando todo el tiempo. El objetivo es que cada año sea un poco mejor que el anterior", dice Sierra, que lucha por definirse como un ciclista . "Puedo subir un poco, puedo sprintar un poco, y estoy cómoda en el plano. No soy ni una cosa ni la otra. Todavía no sé lo que soy".

"Convertirse en campeona mundial es un sueño. Creo que es un sueño de todos los ciclistas, de todos los atletas. Voy a luchar por ello, pero no es algo que me quitará el sueño", dice Sierra.

"Ya tengo resultados por los que me siento muy feliz, como si fueran lo mejor del mundo. Tal vez no lo sean, tal vez la gente me diga que no puedes comparar tus resultados con una medalla de oro en un mundial , pero como cada victoria es mía, las celebraré y las veré desde mi propio punto de vista".

Al igual que el Trofeo Binda dónde todo comenzó, la línea de meta es diferente para Arlenis Sierra y si es ella es feliz, para que cuestionarlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria