El Bike Management de Adriana Arévalo Destacado

El Bike Management de Adriana Arévalo
28 Abr
2020

Pudiera parecer que se habla de un concepto fundamental de la gerencia y gestión de recursos, la verdad sí lo es. No de recursos financieros o logísticos, pero sí de la fuerza, la energía y la adrenalina en cada competencia. Así fue la fórmula usada por Adriana Arévalo para terminar campeona del Florida State Championship 2019

Adriana Arévalo en Venezuela era conductora de un programa de televisión “Eco Riders” y también fue la primera host del programa que daba cobertura a las competencias del Fun Race en cada una de sus divisiones por deporte. “En la primera carrera del Fun Race Bike, la recibí con mucho cariño y le pregunté: ¿Vienes a trabajar? Y me respondió: “No, vengo a correr” y me sorprendí, después pude ver como carrera a carrera iba mejorando y año después ya estaba ganando en la elite, yo la conocí en el surf, pero es de estas personas que puede ser buena en cualquier deporte, no me sorprende lo que logró en la Florida”, recordó Carlos Aponte.

No estaba en sus planes volver a competir, dos cirugías en su columna y la recomendación médica le decían que ya no más. Ya radicada en Miami, su objetivo no era otro que pasarla bien en los distintos Bike Parks que visitaba con una bicicleta rin 26. Hasta que por obligación se volvió a encontrar en una competencia.

IMG 20200427 WA0028

“Cuando compré una rin 29, fui conociendo lugares, fui conociendo gente, hasta que me dijeron "por qué no compites" tienes habilidades. No lo tomé en serio hasta que un amigo me inscribe en una carrera y me dice "no tienes otra opción te inscribí en una carrera" y voy y la gano, me fue muy bien, y me dice de nuevo “compite vale, compite, y me inscriben en otra carrera. Una de endurance de 30 millas y llegué de segunda, fue un fin de semana después de la que gané que había sido un short track”, recuerda Adriana.

Con las victorias y las recomendaciones llega una oferta de patrocinio de parte Cyclyes & Coffee, el regreso a la competición pasaba de ser una aventura, a algo más formal “no lo pensé y le dije que sí, pero le fui muy honesta les dije, tengo años que no compito, años que no entreno para competencias”. No le pidieron resultados, ni alguna exigencia formal, no obstante Adriana si lo vió como un compromiso

“Yo me dije a mi misma, si ellos están confiando en mí sin saber quien soy, pues ellos no me conocían, sino una recomendación y que Adriana era la chica que cumplia los requisitos. El compromiso es de uno, hay que dar lo mejor para retribuirle a esta gente la confianza. No me lo exigían, lo maravilloso es que ganamos un campeonato con un puntaje máximo”

IMG 20200427 WA0033

Antes de llegar al título en la categoría sport, debió sortear situaciones y tomar decisiones, cuál gerente, determinando el mejor rumbo luego de evaluar las oportunidades y riesgos

“Mi salud es primordial, mentalmete yo funciono mucho proyectándome bien, en todos estos deportes tú tienes que visualizar que te va a ir bien porque si piensas que te vas a caer, te vas a caer... Eventualmente te vas a caer, no controlas a las 100%, basado en esa mentalidad de no me voy a caer, asumo este reto y en el proceso del entrenamiento si hubo miedo, pero no a caerme sino que el entrenamiento me llevó a un punto, de ese dolor físico, porque de repente no estiré bien o no calenté bien y me dolía mucho la zona operada...pero en esos momentos apliqué los estiramientos con mayor responsabilidad y me fui a hacer estos estiramientos y los ejercicios lumbares y eso me ayudó mucho.”

“Ya en carrera, si un circuito me intimidaba un poco, hacía algo que me decía mi papá y mi mamá también, que era gerenciar la adrenalina, gerenciar tu velocidad, tu técnica, pero en general era gerenciar esa adrenalina para evitar golpes y caídas, entonces enseguida le daba una lectura al circuito, y en el pre race, hacía como una reconciliación con el circuito, y si se va de las manos, pues bajo la velocidad, primero yo y después el podio. No abandonar, pero sí bajar la velocidad.”

La caraqueña ahora con el team No Boundaries inicia en la categoría elite con 42 años, una edad que muchos considerarán tardía para competir en la máxima categoría, pero no para Adriana. “Nunca es tarde para emprender un sueño y vivirlo. Me encantaría que muchas personas se sintieran motivadas con esto, siendo consciente de los límites que puedas tener, podemos cumplir nuestro sueño. Ahora en elite, ya toca ponerse los pantalones, no que antes no lo hacía, pero debo medirme con chicas que hacían mejores tiempos que yo y debo exigirme más. Quizás pudiera hacer carrera en esto después de los 40, nunca me había hecho esta pregunta, creo que no es tarde, todo llega en su momento, me lo estoy tomando como un crecimiento personal y esta super rico todo esto”. 

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

MTB

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria