Así fueron las lágrimas mundialistas de Tony Castro Destacado

Así  fueron las lágrimas mundialistas de Tony Castro
06 May
2020

Participar en un campeonato mundial es el sueño de cualquier deportista competitivo, subir al podio un privilegio de pocos, el mirandino Tony Castro logró la hazaña en el año 2012 , una gesta que hemos querido recordar.

Entre todos los tipos de ciclistas, los que tienen el talento natural para conseguir lo que se proponen sobre la bicicleta y aquellos que si bien gozan de ciertas habilidades deben trabajar mucho para conseguir sus objetivos. Castro forma parte del segundo grupo, tuvo un inicio tardío en el ciclismo en comparación a sus rivales en las competencia, ya había superado los 20 años y además se saltó todas las etapas, ni juvenil, ni sub 23, ni sport. Ya en su primer año estaba compitiendo en la máxima categoría, no hablamos sólo de un ciclista disciplinado y trabajador, sino también valiente.

Poseedor de una técnica exquisita sobre la bicicleta, Tony tomó el testigo de Nino Gouveia dentro de ese gran espacio para la formación de ciclistas como lo es Bike Center en los Teques, donde fue acumulando experiencias, triunfos y amistadades que lo invitaron a llevar ese carácter competitivo a nivel internacional.

"En el 2010 varios compañeros y patrocinantes comienzan a motivarme para que participara en un Campeonato Mundial, entre ellos me animaban Wilmer Juárez, Daniel Moreno, Rafael Garrido, Pedro Trujillo, Carlos Rivero, Pedro Da ´Acosta", explica Tony Castro para Ciclismototal.

El ciclista que actualmente defiende los colores de KTM Bikes Venezuela, en el 2006 ya había participado en una Copa del Mundo, realizada en Curazao, en la que además fue la última vez que nuestro país tuvo una selección nacional en un evento de tal magnitud.

"Fue una Copa del Mundo y corrí en la categoría , era mi primera participación internacional, tenía muy poca experiencia para ese ritmo de carrera, regresé y cambié mi forma de entrenar, ya con la experiencia de que en el ciclismo nacional estamos en pañales, nos falta mucho. Empecé a trabajar más la explosividad, mayor aguante en los Sprints, manejo técnico y más tiempo en la bici de MTB y por supuesto la recuperación en cada entrenamiento", continua Castro.

Seis años transcurrieron de la experiencia en Curazao y ahora en la categoria Master A1, Tony tenía por delante el desafio de un Campeonato Mundial.

"Comienza la temporada 2012 y mi objetivo siempre fue el Mundial, ganar todo lo que pueda antes de viajar y estar metido en los tres primeros de la general de cada carrera. Muy pronto llega el Panamericano sabía que no era tan fácil pero me preparé muy bien, mucha disciplina y se logró el primer objetivo ¡Sub Campeón Panamericano! Me ganó un argentino que para el momento era medalla de plata del mundial anterior, sabía que si tenía una buena preparación para el mundial podía estar en los primeros cinco"

"Arrancamos a entrenar para el segundo objetivo, el mundial. Tenía que ganar el campeonato nacional, lo cual logré, eso me garantizaba la salida en la primera línea de salida, es muy bueno salir adelante y poder entrar en los primeros cuando se reduce todo, es una ventaja. Ya en los primeros kilómetros estaba de quinto y por delante de muchos que sabía que estaban muy fuertes, incluso el argentino, vuelta tras vuelta se me iban dando las cosas y para esa última vuelta fue un duelo con un brasileño para la medalla de plata, él sabía que si yo entraba primero a la pica no me agarraría más, vendría la bajada y nada me tuve que conformar con la medalla de bronce. ¡Pero fue lo máximo para mi grande! Muchas lágrimas y una medalla de bronce para mi , y para mi patrocinante y amigo"

Una medalla de plata panamericana y un bronce mundialista pensó Tony que le abriría muchas puertas, eso no sucedió. No aparecieron los patrocinadores, ni el apoyo oficial. Los resultados deportivos en nuestro país no suelen ir de la mano con el respaldo, juegan otros elementos que, válidos o no, suelen frenar a muchos ciclistas, pero no a un trabajador como Tony Castro un ejemplo de que la constancia vence al talento, cuando el talento no se esta esforzando.

Más de 20 años de carrera respaldan a un Tony que aún hoy, padre, esposo y trabajador, sigue corriendo y dándole sustos no solo a los corredores de su categoría, sino a los los más jóvenes, incluída la elite, porque sigue metiéndose en el podio y sigue dando lecciones de buen ciclismo cuando evento tras evento continua siendo capaz de meterse en el Top5 de la general.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

MTB

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria