Ciclismototal.net - David Gil
David Gil

David Gil

IMG 20200528 WA0089Apenas tenía 24 años cuando se retiró y aún así se las arregló para participar en tres juegos nacionales y además Juegos Bolivarianos, Centroamericanos, Panamericanos y coronarse Campeona Suramericana en los Juegos de Brasil en el 2002.

Con el título Suramericano en el cuello y siendo además la Campeona Nacional vigente, Anrrosy Paruta tomó la decisión de retirarse del ciclismo, agobiada de los conflictos con la Federación, pensó en alejarse por un tiempo y luego regresar, esto último nunca sucedió.

"Mi intención no era retirarme, era alejarme un tiempo y lo peor que nunca recibí una visita, una llamada de ningún directivo, nada, fue todo lo contrario hice feliz a muchos", recuerda Anrosy.

Más allá de los sin sabores que deja un retiro en la cúspide, lo que no se puede borrar es los logros tallados con sudor y esfuerzo como ese título obtenido en territorio carioca.

"Fue una carrera muy dura mucha brisa, pero al final me sentía muy bien, iban dos ciclistas escapadas, pero estaban a la vista, ya de regreso a la llegada estaba desesperada, el equipo no podía más, recuerdo que hablé con una de ellas y le dije 'haz un último esfuerzo ponlas los más cerca que puedas vamos' y ella salió... hasta que no pudo más, inmediatamente ataqué muy fuerte hasta que les llegué, aún me sentía bien, pero me hice que no podía más, cuando tocaba dar los cambios. Éramos 4, 1 brasilera 1 argentina y 2 venezolanas. En lo que vi la bandera a lo lejos en el último cambio que se descuidaron me dije 'es ahora o nunca' ataqué muy fuerte con todo lo que tenía y llegue sola a la meta", cuenta con orgullo la oriental.

IMG 20200528 WA0097Con la misma velocidad que atacó y ganó vivió su trayectoria en el ciclismo, debutó a los 12 años y en su primera competencia se llevó la victoria, un año después luego de sortear obstaculos para que la dejaran participar en los Juegos Juveniles de Barinas, obtuvo 1 medalla de Oro, 3 de plata y una de bronce.

Posteriormente en los Juegos Juveniles de Sucre se convierte en la vedette a lograr 5 medallas de oro, 1 de plata y 1 de bronce " gané casi todo y quedé como la mejor atleta del estado Anzoategui"

En la actualidad sólo mira el ciclismo por las redes y los medios, ha rechazado ofertas para trabajar en el ciclismo dado que no quiere repetir lo que ya vivió como ciclista.

"No veo cambios positivos en Venezuela, son muy pocas las carreras de damas, no se trabaja el relevo, hay muy poco ciclismo menor, pocas escuelas, si no siembras la semilla ¿cómo recojes frutos?", se pregunta.

Para cerrar, Anrosy quiso dar un consejo a las mujeres que practican ciclismo actualmente. "Tiene que gustarle mucho, es un deporte muy fuerte, costoso de mantener, pero hermoso, sólo esperamos que las cosas cambien para mejor".

A veces los talentos no reciben la oportunidad de desarrollarse, otras cuando ya cuentan con cierta formación no tienen una estructura que los respalde y donde se les permita tener continuidad. Más que casos aislados, parece ser una constante en la historia de nuestro ciclismo.

¿Esa realidad está cambiando?

La Federación Venezolana de Ciclismo dió a conocer el recorrido que tendrá el giro nacional en su edición número 57

La Vuelta a Venezuela comenzará el 1 de noviembre con una contrarreloj por equipos de 35 kilómetros en la ciudad de Valencia y luego en la cuarta jornada la lucha contra el cronómetro será en el plano individual en la ciudad de Barquisimeto con una distancia de 30 kilómetros.

Además de los estados Carabobo y Lara , el pelotón tramitará el estado Yaracuy, donde se tendrá un circuito, la ya tradicional llegada en alto en las ruinas del Castillo de San Vicente y la salida de una etapa mientras que el estado Portuguesa será sitio de salida de una etapa y arribo de otra.

En resumen, la Vuelta a Venezuela saldrá del estado Carabobo, luego tomará rumbo al estado Portuguesa ( debiendo pasar por Cojedes), posteriormente al estado Lara, Yaracuy para finalizar de nuevo en el estado Carabobo.

Tendrá un total 806 km de recorrido, la mayoría en terreno quebrado y plano, por lo que las jornada de contrarreloj serán determinantes para dilucidar al campeón del evento.

Vuelta Ciclista a Venezuela América Tour Series, Clase 2.2

I etapa, domingo 1 de noviembre, Valencia, Contrarreloj por equipos, 35 kilómetros.
II etapa, lunes 2 de noviembre, Valencia – Acarigua, 180 kilómetros.
III etapa, martes 3 de noviembre, Acarigua – Barquisimeto, 75 kilómetros.
IV etapa, miércoles 4 de noviembre, Barquisimeto, Contrarreloj Individual, 30 kilómetros.
V etapa, jueves 5 de noviembre, Quibor – Nirgua San Vicente, 152 kilómetros.
VI etapa, viernes 6 de noviembre, Nirgua, circuito de 90 kilómetros.
VII etapa, sábado 7 de noviembre, Chivacoa – Valencia, 154 kilómetros.
VIII etapa, domingo 8 de noviembre, Valencia, circuito de 90 kilómetros.

Manejaba de Stuttgart en Alemania con rumbo a Ornans en Francia, unas ocho horas separaban a las dos ciudades. Más allá de eso eran las horas que me separaban de lo que sería el primer mundial para Liliana Uzcategui y también el primer mundial de MTB para mi.

Apenas cruzaba la frontera entre países, recibo una llamada, era Miguel Rondón que me decía: "David, no podemos correr el mundial", obviamente la voz y sobre todo el mensaje me descompuso. “¿Qué pasó?", le pregunté."A Lili le robaron la bicicleta", fue lo que alcanzó a decirme.

El objetivo inicial del viaje se acababa de convertir en otro. Manejé lo más rápido que se podía. Una idea no dejaba de retumbarme en la mente: “¿cómo nos van a robar la bicicleta en Francia?”.

Ya en territorio francés, en Ornans, Jennifer y yo nos conseguimos una escena desoladora: Miguel y Liliana estaban sentados en la escalera que daba a la caravana donde se estaban quedando. No hablaban entre ellos y la decepción era más que evidente en sus rostros. Misión número uno, era hora de levantar el ánimo.

Algunas bromas para tratar de sacar sonrisas, le entregué un regalo a Liliana que había comprado días antes (vayan y pregúntenle a ella qué le regalé, jajaja) y les dijimos "algo resolveremos, siempre lo hacemos". Lili cocinó una pasta para la cena, las tensiones bajaron un poco ya mañana sería otro día.

A la mañana siguiente empezamos a buscar opciones, ya la denuncia estaba puesta en la policía, fuimos al supermercado donde la robaron a ver la cámara de seguridad, estuvimos hablando con la organización del evento, no sólo se habían robado la bicicleta de Liliana, varias delegaciones sufrieron hurtos.

El ministerio de turismo Francés, se portó de maravilla, nos prestó toda la colaboración, un representante de la UCI de quien no recuerdo el nombre, sólo que era mexicano y que tenía relación con uno de los sponsors allá, también se mostró muy colaborador. Apareció una bici prestada, un chamito, que con mucha humildad y desapego quiso prestarnos su bicicleta, pero no era apta para un Mundial de Bike Marathon. Se lo agradecimos muchísimo y para no despreciarlo, le dijimos que seguíamos buscando una de la talla de Lili, que si no la encontrábamos le avisaríamos.

Mientras todos buscábamos otra bicicleta, el proceso de presentación de licencias y confirmación de inscripciones se estaba llevando a cabo y no pudimos estar presentes entre tanta corredera.

Jennifer que estaba en la primera carrera de su vida, pero con dominio del inglés, idioma del congresillo, recibió una tarea de mi parte: "entra allí como delegado de Venezuela y anota hasta cuando tosa el comisario director y después me echas el cuento", yo seguia con Miguel y Liliana buscando la bici.

La gente de Shimano, se ofreció a prestarnos una bici, gracias a la gestión del señor de la UCI, eso sí, habría que ajustarla a la medida de Liliana y buscar cauchos para barro, el palo de agua en Ornans no era normal.

liliana uzcategui ornansComo la inscripción no se formalizó en el momento, cuando empezaron a llamar a cada país para retirar las credenciales y los track de la ruta para dar el aprovisionamiento, Venezuela no fue nombrada, sin embargo, Jennifer pensó que sería algo importante, se paró y agarró uno de los kits, sin saber que era el de España. ¡Pobres! Después estaban los de la delegación española buscando su material, y no aparecía. Eventualmente les darían otro luego y nosotros formalizaríamos la inscipción de Liliana.

Tanto Jennifer como yo, estábamos acreditados como prensa, a eso íbamos, a cubrir el evento para CiclismoTotal, pero las circunstancias nos llevaron a asumir de delegado de Venezuela, también vendría el rol de mecanico.

Nos habían regalado un caucho, faltaba otro, con menos de diez minutos para la salida, este aparece, pagamos como ochenta euros, bueno, los pagó Miguel. Miguel que también iba a correr, le toca estar en su lugar de salida y a mí, con toda la presión que se puede tener, me tocó hacer un cambio de caucho a la velocidad de pits de forrmula uno (¿ustedes recuerdan la película Cars? Bueno, así pero más rápido) y además era la primera vez que veía un eje pasante, no era el tradicional sistema de aguja y bloqueo, además no teníamos bomba para inflar, el equipo de la alemana Sabine Spitz nos prestó una y a correr.

Montada la rueda, se da la partida, sale Liliana y sale Miguel, nosotros a correr al carro, meter las coordenadas al GPS y empezar la carrera para llegar al primer punto de hidratación. Son dos carreras, la de los ciclistas y la del personal de apoyo en carro para llegar a los sitios, estacionarse en un lugar estrategico para después no quedar encerrado y aprender sobre la marcha. Y yo rezando que hubiera montado bien esa rueda y Lili no se hubiera matado por ahí.

Cuando vi pasar a Liliana en el puesto 16 entre las 54 mejores ciclistas del mundo en el primer punto, sonreí, primero estaba viva, segundo estábamos en la pelea. Luego vivineron los dolores de espalda por una posición no adecuada, el ritmo del primer mundial, la falta de descanso y lo exigente de la ruta. Fue perdiendo posiciones y en el último segmento pinchó, la bombona no funcionó y terminó los últimos 10km espichada. Un puesto 34 que nos supo a orgullo, gallardía y carácter.

Yo lloré todo el camino de regreso a Stuttgart, por haber representado a Venezuela en un mundial, por todo lo que pasó, lo que superamos y porque sencillamente extrañé un consejo de mi papá en esas situaciones.

Lo que pasó en Ornans quedó grabado para siempre en mis recuerdos.

Apenas terminó la última etapa de la Vuelta a Venezuela del año 2010, rápidamente empezamos a recoger las cosas, guardar la camara, las credenciales, las despedidas de rigor. Estábamos haciendo las cosas con apuro, ese día era la final del Mundial de Fútbol, España contra Holanda y ya el trabajo estaba terminado.

Se me acerca una cara conocida, un amigo que años atrás mientras regresaba de Italia de una exitosa campaña en el ciclismo amateur italiano tuvo el detalle de regalarme un maillot autografiado y también estuvo en mi casa en Caracas. Ese rostro conocido no era otro que el de Honorio Machado.

Más delgado que el promedio de los velocistas, Honorio gozaba de unas características especiales para el sprint, tenía la habilidad de abrirse paso si era necesario, podía pasar los repechos y además buen pasista, cualidades que lo llevaron a conseguir un increible puesto 20 en un Campeonato Mundial sub 23, llegando en el mismo grupo que Andy Schleck y donde Vicenzo Nibali fue quinto y además lograr pasar al ciclismo profesional estando en Italia. Algo más difícil aún que hacerlo desde Venezuela. Competir amateur en Europa y destacar es sumamente complicado, el nivel es alto, una cultura diferente y vencer en su propio patio a los corredores locales no es tarea sencilla. El larense lo logró y entre otras cosas fue compañero de equipo de Rigoberto Urán y Marlón Pérez.

Screenshot 20200517 175727Aquel talento estaba seleccionado para representar a Venezuela en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayaguez, Puerto Rico que se celebraría días despúes de concluida la Vuelta a Venezuela, nos saludamos y nos ponemos al día y Honorio me pregunta por mis lentes, se los muestro, se los prueba , me dice que no tiene gafas para ir al Centroamericano y luego de intercambiar gestos, los lentes en ese momento cambiaron de dueño. Suelo ser particularmente muy celoso con mis lentes, así que me costó un poco desprenderme de ellos, nos despedimos, sonreí y pensé 'Honorio se merece un detalle y más que eso la verdad', y me fuí al carro para buscar un lugar para ver la final del mundial.

Recordaba que Honorio fue tercero en una París- Bruselas embalando con el dos veces ganador del maillot verde del Tour de Francia, Robbie McEwen, que un año antes había quedado campeón nacional y que tenía en su poder victorias de etapa en vueltas a Venezuela, Táchira , mientras veía como un gol de Andrés Iniesta catapultaba a España a su primer Campeóanto Mundial de Fútbol.

Dos semanas despúes se veía la espigada figura de Machado con las brazos abiertos, el rostro ligeramente levantado y con la boca en gesto de júbilo, llevarse la medalla de oro en Mayaguez. Y allí estaban, brillando con el reflejo del sol y cuidando el triunfo del larense, mis lentes, que ahora eran Campeones Centroamericanos y del Caribe.

No podía estar más feliz.

La Federación Venezolana de Ciclismo anunció las nuevas edades que regirán al ciclismo master de ruta y las mismas traerán algunos cambios logísticos de importancia de cara a las competencias.

Normalmente la permisología para el cierre de vías es de medio dia. Los organizadores suelen tomar dos formas de hacer las competencias, poner dos categorías a correr en simultáneo, meta y contrameta y una vez finalizados ponen dos categorias mas, con un número de vueltas determinado. La otra forma es bajo el formato de criterium y cada categoría compite por un tiempo determinado.

Otra fórmula es reunir a todas las categorías en un solo pelotón y cada cierto número de vueltas se celebra la llegada de una categoría.

No será lo mismo controlar cuatro categoria master, que siete, mas la categoria ejecutiva, puede verse afectado la distancia y el tiempo de cada categoría. Lo mismo para los jueces y comisarios de cada prueba, con más categorías, lo ideal sería que también se emplee más personal para definir los resultados.

Por otro lado está el punto de las premiaciones. No será lo mismo repartir al menos 12 premios, que 24. Eso implica un mayor esfuerzo de los organizadores para poder entregar las premiaciones respectivas.
Indudablemente que categorías definidas en bloques de cinco años, harán más competitivas las mismas, así sucedió en el MTB. Pero por la experiencia del ciclismo de montaña, no siempre están dadas las condiciones para que se celebren de esa manera.

Otro elemento a tomar en cuenta es el caso de los ciclistas entre 30 y 34 años, ¿estan los equipos master en capacidad de adaptarse para competir en el ciclismo elite? De no ser así se puede dar la situación de ciclistas que solo podrán competir de forma independiente en eventos de un dia.

Seguramente la comisión técnica de la FVC tomó en consideración todos estos elementos y en el reglamento de funcionamiento de la norma estarán todas las dudas despejadas, por lo que existe gran interés en conocer el mismo apenas se haga público.

De ser un complemento y entrenamiento de respaldo el entrenamiento en el rodillo dada las circunstancias por todo conocidas se convirtió en la opción principal de entrenamiento para la gran mayoría de los ciclistas y con ello aparecen muchas preguntas, donde quizás la más importante es que tan efectivo es en comparación con entrenar en la calle.

El rodillo funciona porque reproduce fielmente el gesto de pedaleo. La biomecánica de pedaleo en un rodillo y en la bici de verdad es prácticamente igual. ¡Ojo! Prácticamente igual no significa exactamente igual. Pero de cara a las adaptaciones fisiológicas que buscamos al entrenar podemos decir que no hay diferencia. Sin embargo, es evidente, para todo el que haya pedaleado en un rodillo, que las sensaciones no son iguales. Las diferencias más importantes vienen de la falta de inercia (no hay avance). Fruto de esta falta de avance tenemos también falta de ventilación, que es otro de los inconvenientes del rodillo. Otra diferencia sería la falta de equilibrio. Esto no se aplica para los rodillos de rulos donde si tenemos que mantener el equilibrio. Al final, estas diferencias se concretan en las siguientes características diferenciales respecto a entrenar fuera.

Por otro lado tenemos las diferencias que surgen cuando su usan aplicaciones como Zwift que dan una sensación más “real” en cuanto el entrenamiento. Lo que no quiere decir que los valores que se generan – los vatios – sean una reproducción fiel de lo que sucede en la calle, de hecho se estima que en entrenamiento indoor el mismo ciclista puede tener hasta 40 watts por debajo de lo que generaría entrenando de la forma convencional.

Otros estudios sugieren además que Zwift no es “justo” al menos en cuanto a las estimaciones en terreno llano, dichos análisis cuestionan la validez de los datos entre ciclistas con la misma relación de vatios/kilos pero con diferente peso corporal, acá el ejemplo.

Un ciclista de 75kg a 300w (4w/kg) con un coeficiente aerodinámico de 0,32 (número estándar para bici de ruta) circularía a 39,01km/h.

Un ciclista de 60kg a 240w (4w/kg) con un coeficiente aerodinámico de 0,32 (número estándar para bici de ruta) circularía a 36,31km/h.

Como podemos ver, habría una diferencia de velocidad de 3km/h asumiendo que ambos ciclistas tienen el mismo coeficiente aerodinámico. En Zwift, la velocidad en llano depende, casi únicamente, de la potencia relativa. Como los dos ciclistas del ejemplo tienen el mismo W/kg, en la computadora irán prácticamente a la misma velocidad, lo cual no sucedería en la vida real como acabamos de mostrar.

Dado lo anterior, es de vital importancia calcular para quienes entrenan con potenciómetro, el FTP en el rodillo, que aunque no sea exacto será una referencia para estimar los avances y retrocesos. Para saber cuantos watts perdemos en el rodillo es hacer una subida de 10 minutos a unas pulsaciones determinadas y luego hacer un esfuerzo de la misma duración en el rodillo a las mismas pulsaciones para ver la equivalencia.

Con las referencias correctas sea donde sea que entrenemos, podremos tener una evaluación más concreta de nuestro entrenamiento y así poder calcular el esfuerzo que necesitamos realizar para conseguir el progreso que buscamos. Como en cualquier área de la vida si la data es incorrecta, no se tendrá los resultados esperados.

La Comisión Técnica de la Federación Venezolana de Ciclismo se reunió en la primera semana del mes de mayo y acordaron establecer nuevas edades en el ciclismo de la categoría Máster, según se dió a conocer por nota de prensa.

Las edades quedaron establecidas de la manera siguiente. En la categoría A la edad estará comprendida entre 35 y 39 años; los B de 40 a 44 años; la C de 45 a 49 años; los D entre 50 y 54 años; la categoría E entre 55 y 59 años; en la F estarán los ciclistas en edad de 60 años en adelante, culminando con la denominada categoría Ejecutiva.

La medida no exenta de polémica fue cuestionada entre otros por César Flórez, presidente del Club Confitería el Loro " Supuestamente me nombraron presidente de la Comisión FVC Master y a mi no me han comentado nada... es más para la Federación somos un estorbo, nunca nos apoyan.. no estoy de acuerdo con la federación que está discriminando a los ciclistas de cierta edad que aún son competitivos"

Con esta diferenciación de edades en el ciclismo de ruta, quedarían las categorías divididas en bloques de cinco años como sucede en el MTB y entre lo más llamativo estaría que el inicio de la edad master estaría en los 35 años y no a los 30 como venía sucediendo.

El presidente de la FVC, Eliezer Rojas dijo igualmente a través del comunicado de prensa que pronto los presidentes de las diferentes asociaciones de ciclismo del País tendrán en sus manos esta resolución y estos aportaran la información a los Comisarios y Oficiales de carrera para darle fiel cumplimiento una vez concluya la cuarentena

El merideño disputó dos campeonatos mundiales y en ambos compartió con el cuatro veces ganador del Tour de Francia, Chris Froome, algo de que no se percató sino hace pocos días.

“Éramos el último equipo en la salida, era la última letra y el equipo con menos corredores, partimos en la última fila. El nerviosismo era bastante importante, primero una carrera bien importante, segundo, la cantidad de gente adelante que además eran los mejores del mundo y tercero la adrenalina al máximo", así recuerda Darwin Urrea los instantes previos al Campeonato Mundial del año 2006 celebrado en Salzburgo, Austria, primera cita del orgullo de Santa Elena de Arenales con el uniforme de la selección venezolana.

Urrea estaba haciendo campaña en Italia con el Team Grupo Lupi, cuando fue convocado por Gianni Savio, en ese momento seleccionador nacional. “Para mi fue una emoción saber que iba a representar a mi país, era la primera vez, mi primera competencia representando a Venezuela, nunca había tenido la oportunidad, yo estaba corriendo en Italia y se dio esa posibilidad de que fuera al Mundial, ya que ese año había tenido buenos resultados, ese año me fue muy bien y se interesaron en mi”. Lo que nunca se imaginó Darwin es con quiénes compartiría pelotón en el mundial dentro de la categoría sub 23, entre ellos un tal Christopher Froome.

"No sabía que estaba ahí, no tenía presente eso, eso fue en el 2006, me di cuenta porque ESPN sube una imagen de Chris Froome, y hacen el comentario de quien era ese ciclista y dónde había sido eso, entonces le doy cabeza y digo eso fue en el mundial del 2006 en Salzburgo , entonces pienso 'si el corrió ese mundial , yo corrí con él porque yo estuve en ese mundial' , estuve los mundiales del 2006 y 2007. Ese día corrimos, yo no corrí la contrarreloj y él participó en la ruta y la contrarreloj, solo corrí la ruta. El era un pataruco como decimos en el ciclismo, era un novatico... no se sabía quien era él, nadie lo conocía, sí conocía a Richie Porte, porque él corría en mi equipo en Italia el Grupo Lupi y él representó a Australia. Nosotros teníamos un equipo bien compuesto, habían rusos , australianos y europeos, el único latino era yo”.

IMG 20200509 WA0047

Como todos los equipos que dirige Gianni Savio, la consigna es honrar la carrera y dar espectáculo en caso de los resultados no puedan darse, y en el cita en territorio austriaco no fue la excepción, el mandato era hacer notar el nombre de Venezuela.

“Nosotros éramos dos corredores nada más, Victor Moreno y yo. Gianni el día antes de la carrera en la reunión nos dijo que nosotros no estábamos en condiciones de terminar la carrera, de afrontarla, él es muy específico, nos dijo 'no se puede terminar esta carrera a nosotros nos interesa es dar espectaculo, vamos a buscar una escapada para hacer nombrar al país'”.

“Apenas se dio la partida, como en la segunda vuelta se dió una fuga y en esa fuga entre yo y después ataqué a los de la fuga y me fuí en solitario, nombraron al país y ahí me tomaron la foto, nos agarraron, la fuga no duró mucho, unos cuatro o cinco kilómetros, me agarraron, me mantuve en el grupo y después a mitad de carrera cuando la cosa se empezó a poner mas dura, allí se empezó a quedar la gente y entre ellos me quedó yo y faltando dos vueltas me retiré, pero Gianni quedó satisfecho, que se entrara en fuga y nos hicieramos nombrar, Víctor también se retiró, no pudo terminar".

Un año después, en Stuttgart, Alemania, Urrea nuevamente es convocado y coincide, no sólo con Froome, sino también con Kristoff, Dan Martin, Tony Martin, Rui Costa entre otros. El merideño logró culminar la prueba en la casilla 91. Casi setenta ciclistas abandonaron la carrera.

“Terminar un mundial para uno es satisfactorio, hice la ruta y la contrarreloj y eso para mi fue una satisfacción muy grande, saber que terminaste entre los mejores del mundo. Ahora que lo convoquen a uno con más tiempo, por ese siempre fue el problema de la federación, que convocan al ciclista quince, veinte días antes de una competencia y en quince, veinte días no logras las condiciones que tu quieres, el mundial que siempre es al final de temporada y uno ya esta en decadencia, entonces te avisan 15 días antes y no tienes forma de cómo preparar un mundial, es una carrera de un día, muy larga y con los mejores del mundo, tiene que haber una buena preparación, allí está el problema”.

Muchas de las gestas de los ciclistas suelen tomar notoriedad con el paso del tiempo para incluso el propio corredor que lo experimentó, estar en un mundial es algo increíble para nuestros ciclistas y mirar años después quienes estaban en esa nómina de participantes le da tintes épicos tomando en consideración las carencias en preparación de cara a los compromisos de mayor magnitud, en definitiva vivencias y anécdotas como las de Darwin Urrea enriquecen a nuestro ciclismo.

Participar en un campeonato mundial es el sueño de cualquier deportista competitivo, subir al podio un privilegio de pocos, el mirandino Tony Castro logró la hazaña en el año 2012 , una gesta que hemos querido recordar.

Entre todos los tipos de ciclistas, los que tienen el talento natural para conseguir lo que se proponen sobre la bicicleta y aquellos que si bien gozan de ciertas habilidades deben trabajar mucho para conseguir sus objetivos. Castro forma parte del segundo grupo, tuvo un inicio tardío en el ciclismo en comparación a sus rivales en las competencia, ya había superado los 20 años y además se saltó todas las etapas, ni juvenil, ni sub 23, ni sport. Ya en su primer año estaba compitiendo en la máxima categoría, no hablamos sólo de un ciclista disciplinado y trabajador, sino también valiente.

Poseedor de una técnica exquisita sobre la bicicleta, Tony tomó el testigo de Nino Gouveia dentro de ese gran espacio para la formación de ciclistas como lo es Bike Center en los Teques, donde fue acumulando experiencias, triunfos y amistadades que lo invitaron a llevar ese carácter competitivo a nivel internacional.

"En el 2010 varios compañeros y patrocinantes comienzan a motivarme para que participara en un Campeonato Mundial, entre ellos me animaban Wilmer Juárez, Daniel Moreno, Rafael Garrido, Pedro Trujillo, Carlos Rivero, Pedro Da ´Acosta", explica Tony Castro para Ciclismototal.

El ciclista que actualmente defiende los colores de KTM Bikes Venezuela, en el 2006 ya había participado en una Copa del Mundo, realizada en Curazao, en la que además fue la última vez que nuestro país tuvo una selección nacional en un evento de tal magnitud.

"Fue una Copa del Mundo y corrí en la categoría , era mi primera participación internacional, tenía muy poca experiencia para ese ritmo de carrera, regresé y cambié mi forma de entrenar, ya con la experiencia de que en el ciclismo nacional estamos en pañales, nos falta mucho. Empecé a trabajar más la explosividad, mayor aguante en los Sprints, manejo técnico y más tiempo en la bici de MTB y por supuesto la recuperación en cada entrenamiento", continua Castro.

Seis años transcurrieron de la experiencia en Curazao y ahora en la categoria Master A1, Tony tenía por delante el desafio de un Campeonato Mundial.

"Comienza la temporada 2012 y mi objetivo siempre fue el Mundial, ganar todo lo que pueda antes de viajar y estar metido en los tres primeros de la general de cada carrera. Muy pronto llega el Panamericano sabía que no era tan fácil pero me preparé muy bien, mucha disciplina y se logró el primer objetivo ¡Sub Campeón Panamericano! Me ganó un argentino que para el momento era medalla de plata del mundial anterior, sabía que si tenía una buena preparación para el mundial podía estar en los primeros cinco"

"Arrancamos a entrenar para el segundo objetivo, el mundial. Tenía que ganar el campeonato nacional, lo cual logré, eso me garantizaba la salida en la primera línea de salida, es muy bueno salir adelante y poder entrar en los primeros cuando se reduce todo, es una ventaja. Ya en los primeros kilómetros estaba de quinto y por delante de muchos que sabía que estaban muy fuertes, incluso el argentino, vuelta tras vuelta se me iban dando las cosas y para esa última vuelta fue un duelo con un brasileño para la medalla de plata, él sabía que si yo entraba primero a la pica no me agarraría más, vendría la bajada y nada me tuve que conformar con la medalla de bronce. ¡Pero fue lo máximo para mi grande! Muchas lágrimas y una medalla de bronce para mi , y para mi patrocinante y amigo"

Una medalla de plata panamericana y un bronce mundialista pensó Tony que le abriría muchas puertas, eso no sucedió. No aparecieron los patrocinadores, ni el apoyo oficial. Los resultados deportivos en nuestro país no suelen ir de la mano con el respaldo, juegan otros elementos que, válidos o no, suelen frenar a muchos ciclistas, pero no a un trabajador como Tony Castro un ejemplo de que la constancia vence al talento, cuando el talento no se esta esforzando.

Más de 20 años de carrera respaldan a un Tony que aún hoy, padre, esposo y trabajador, sigue corriendo y dándole sustos no solo a los corredores de su categoría, sino a los los más jóvenes, incluída la elite, porque sigue metiéndose en el podio y sigue dando lecciones de buen ciclismo cuando evento tras evento continua siendo capaz de meterse en el Top5 de la general.

"Posiblemente Cañizalez haya sido uno de los mejores persecutores que ha tenido Venezuela y uno de los más olvidados", afirma Ruben Osorio, quien fuera uno de los mejores velocistas de Venezuela y además compañero de selección de Cañizalez

"Estoy seguro que con más apoyo hubiera llegado más lejos, estar entre los mejores ocho en una Copa del Mundo, habla de la calidad que tenía Cañizalez", cuenta Olegario Pacheco, su primer entrenador y también el gestor del último campeonato nacional que ganara Cañizalez.

Muchas veces valoramos la calidad de un ciclista por la frialdad de los resultados, campeón aquí, ganador allá y olvidamos ir más allá... ¿a quién le ganó? ¿Cuántos participantes habían? ¿Cómo ganó? ¿Fugado y nadie lo persiguió porque no era peligroso o ganó a la brava con todos los leones presentes? El palmarés de Cañizalez reune triunfos de calidad, pero también puestos de honor entre grandes.

"Era el tipo al que el carácter lo hacía rendir, un guerrero, luchador, insistente... hay ciclistas que fueron infravalorados, mientras que hay otros que no ganaron nada en la vida, pero tenían un prestigio que no les correspondía y otros que merecían no lo tenían, como Cañizalez, sus escapadas eran memorables", explica el que para muchos es el mejor entrenador de Venezuela, Edgar Da Silva.

El larense contó con un talento especial para brillar en los velódromos y hacer el trabajo en la ruta que le permitió lograr grandes cosas en el ciclismo, triunfos que palidecen y nos llenan de nostalgia al pensar que hubiera podido ir más allá.

isaac canizalez prologo“En el año 2001, luego de una buena preparación, nos concentraron en México y después competí en tres válidas de la Copa del Mundo, en Cali quedé de octavo y en Italia de noveno, en ese día saque una vuelta al grupo junto a Olexandr Fedenko y Joan Llaneras (ambos medallistas olímpicos), saltamos faltando seis vueltas para el final, ese año estaba en el puesto 15 del ranking mundial en la carrera por puntos, pero no me llevaron al mundial por falta de presupuesto, según la FVC”, nos relató Cañizalez.

“En el 2002 corrí en Moscú, allí quedé de doce en la Por puntos y cuarto lugar en la Madison, hice pareja con Miguel Ubeto, habían 36 paises y no nos llevaron a la siguente Copa que era en Cali, imagínate fuimos a Rusia y no a Colombia, ¿¡que tal!? Bueno ahí seguí siempre luchando, clasifiqué a los Juegos Panamericanos, pero el destino me fue esquivo no pude asistir a los juegos ninguna las veces que clasifiqué a los Juegos Panamericanos”.

En esa oportunidad lo que llama él 'el destino', fue una decisión “técnica” la que lo sacó del evento continental.

“En el 2003 no se hizo el campeonato nacional como evaluación, si no un chequeo, estaba sin bici de ruta, ya tenía una que la compré con mis ahorros, con el dinero que nos habían dado de los Juegos Bolivarianos, en una carrera me caí y se rompió mi manilla en ese tiempo era Campagnolo de carbono y tuve problemas porque no me la reponían y tenía que esperar a que Rubén Osorio, que era velocista, me prestara la bicicleta de él los días que él hacía Gimnasio y yo salía solo, después que los demás entrenaran y según el entrenador yo no estaba entrenando a pesar de que yo hacía el mismo recorrido que ellos, el día del chequeo antes de empezar las competencias, el entrenador me dijo que así ganara la competencia, yo no iba a los Juegos y yo le dije “bueno te voy hacer un favor no voy a competir para que no tengamos un problema más serio, no se como pueda reaccionar”, y esa fue la estupidez mas grande que hice ese día, pues el dijo después que yo no quería correr y ahí me ganó con su inteligencia”.

isaac canizalez ecuador
La adversidad también se había hecho presente previo a los Juegos Panamericanos de Winnipeg, en esa ocasión el destino tenía placa y motor. “En el 98 en la Vuelta a Venezuela me atropelló un carro, en ese momento yo usaba una bici de la Federación y la bici se dañó, yo bueno quedé con mi cara desfigurada y una rodilla mala, pero igualmente seguí adelante, estaba concentrado con la selección en Caracas, venía el Campeonato Nacional en Aragua, , la FVC le pidió a mi equipo, la Alcaldía de Punto Fijo, que pagara la bici y la Alcaldía no lo hizo, y la Federación que me prestaba una bicicleta para entrenar y estar en la concentración, no me quiso prestar la bicicleta para correr el Campeonato y por esa razón no competí y de ese Campeonato Nacional sacaron la selección para los Panamericanos, es el algo que nunca me pareció justo, me tenían concentrado siendo esperanza panamericana para el IND pero no podía competir con una bici con la cual entrenaba en la concentración, nunca lo entendí”.

Con algo más en contra que sus rivales de carrera, Cañizalez se las arregló no sólo para ganar cinco campeonatos nacionales de persecusión individual, tres subcampeonatos, récord nacional, récord bolivariano y récord centroamericano y del Caribe y cuatro veces campéon nacional de la prueba por puntos, ganador del prólogo de la Vuelta Independencia Nacional en República Dominicana, y además hacer unas amistades dispuestas a cuidarle las espaldas en cualquier circunstacia.

“Estábamos corriendo juntos en el equipo Autoblindajes Spartan”, recuerda Juan Torres, su compañero de equipo en esa época. “Cañizalez tenía gripe y después nos acostamos a dormir, apagamos las luces y él empieza a toser, cada vez era más fuerte la tos, pero no se quejaba, cuando yo lo escucho muy desesperado, me bajo de la litera y lo veo y me doy cuenta que se está ahogando, entonces empieza a ponerse como rojo y tenía cierto tiempo tosiendo, cuando la única opción que yo vi, era darle respiración boca a boca, después le dije a Cañizalez, te salvé la vida, pero no la vayas a decir a nadie que te di respiración boca a boca y ahora mira, tú lo vas a sacar al luz pública (risas)”, dice Torres al periodista de CiclismoTotal.

Su primer entrenador, quiso el destino que fuera el que guiara sus pasos para su último campeonato nacional, tampoco tenía bicicleta, ni estado. Cañizalez radicado en Valencia habló con Olegario Pacheco en Barquisimeto, y éste le prestó una bicicleta y le dio las indicaciones de cómo entrenar. No fueron pocos los que tildaron a Pachecho de arriesgado y éste se limitó a decir que si ese “loquito” hacía el trabajo que le había mandado, daría sorpresas.

IMG 20200425 WA0012
Llegó el Campeonato Nacional del 2009, Cañizalez gana el campeonato por puntos y embalando ante un especialista como Arthur García, queda segundo en el scratch “y pierde la Madison porque su pareja cuando faltaban dos embalajes e iban ganando se bajó de la bicicleta y no terminó la prueba, por lo que los descalificaron”, recuerda Pachecho.

El “loquito” lo había hecho de nuevo, aunque la respuesta desde la Federación fue que ese campeonato nacional no significaba nada y que no regresaría a la selección.

“Mi amigo”, nos cuenta 'el Cañi' a Ciclismototal, “al final me retiré con 5 campeonatos de persecución individual, creo que estoy empatado con Victor “escaparate” Suárez, 4 Campeonatos por puntos, 6 Campeonatos por equipo, un Campeonato de scratch y varios podios en nacionales con un récord nacional bolivariano centroamericano y en ruta gané varios clásicos, pero para unos no valía ser campeon nacional, y para otros hacer un cuarto es un buen puesto, así fue la historia”.

No oculto mi admiración por un ciclista que no se escondía en el lote, que siempre enseñó los dientes, mostró talento y astucia pero no del favoritismo y queda el despecho de extrañar lo que nunca pasó, de lo que pudo haber hecho y debemos conformarnos con brindarle nuestro respeto y aplausos de pie a Isaac Cañizalez.

MTB

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria