David Gil

David Gil

Son pocas las personas que se niegan a disfrutar de un chocolate en cualquiera de sus presentaciones, además pocos ponen en duda sus beneficios, aunque la presencia del azúcar y lácteos puedan ir en contra de esas bondades. Un elemento que no pasó desapercibido para los amigos de Cakawa.

"Si queremos incluir en nuestra dieta el chocolate de manera regular y no solo por momentos, es necesario que sea chocolate oscuro, es decir, con porcentajes altos de cacao, a partir del 60%. Es importante evaluar que requerimos para que nos pueda ser útil su consumo" explican desde Cakawa y es por eso que pensando en los requerimientos de los ciclistas invitan a su ingesta para contribuir a la mejora del rendimiento.

El chocolate, al igual que sucede con la remolacha, aumenta la producción de óxido nítrico en el cuerpo y su efecto vasodilatador sobre los vasos y capilares sanguíneos, mejorando el flujo de la circulación del oxígeno y nutrientes. Todo esto gracias a que dentro de la composición del chocolate están presentes los flavonoides, que forman parte del grupo de los polifenoles más destacados por sus propiedades antioxidantes.

Por otro lado, no podemos olvidar el sabor exquisito del chocolate de Cakawa, algo que pudimos constatar de forma directa, junto con la sensación de saciedad que no dan otros productos de origen no natural.

No podemos entonces otra cosa que invitarlos a conocer un poco más de Cakawa y a comer chocolate oscuro mientras entrenamos.

El presidente de la Federación Venezolana de Ciclismo se mostró enérgico en defensa de los ciclistas que fueron detenidos en el estado Aragua mientras se encontraban entrenando.

Un grupo de cerca de cincuenta ciclistas fueron detendidos el día de ayer y algunos de ellos obligados a entregar sus bicicletas en la ciudad de Maracay a la policía del estado, luego de que se declarara prohibido entrenar en el estado Aragua, según estuvo circulando por diversas redes sociales.

Los ciclistas hicieron un llamado a la FVC y esta hizo circular un audio donde explicaba las acciones que están tomando para solventar la situación presentada y buscando que se eviten momentos similares en el futuro.

"Me preocupa la situación del estado Aragua, y otros estados donde no se ha entendido que la bicicleta es una forma de evitar el Covid 19, haciendo deporte. Es el primer deporte del mundo que ayuda a que la pandemia no se extienda y es imposible que nosotros no salgamos a la calle con la bicicleta, no solo por salud, sino por el tema del combustible. El MInistro del Deporte, Pedro Infante está consciente que todo el mundo anda en bicicleta, entonces el llamado es a las autoridades a que sean un poco flexibles, no solo de Aragua, sino de los demás estados, que entiendan que la bicicleta es un modo de vivir para nosotros"

"La Federación Venezolana de Ciclismo, su junta directiva y allegados, estamos trabajando en esa situación, los lotes tienen que ser de diez personas, no pueden ser de 40 o 50 atletas. En este momento está-n hablando con el Gobernador del estado Aragua, estamos trabajando para que entiendan que el ciclismo es un modo de vivir, es un modo de transporte. Ya en Estados Unidos estan haciendo competencias con el Tapa bocas, y nosotros debemos prepararnos para el mes de septiembre que se inician las competencias, pero tenemos que respetar los canales regulares"

Normalmente es más la información que conozco y no publico que la que sí, la confianza es indispensabe, así como la lealtad, con entrevistados, clientes, anunciantes y entes con los que nos toca relacionarnos en el día a día.

Fruto de una de esas conversaciones que se mantienen en el anonimato, salió la frase "David al ciclismo se cambia desde adentro", eso en un contexto donde se discutía los diversos problemas que tiene nuestro deporte en Venezuela. "Criticando lo que se hace mal, así sea cierto, no sirve de nada para cambiarlo, hay que meterse en la candela para generar ese cambio".

En más de una ocasión el presidente de la FVC, Eliezer Rojas me ha comentado que hay demasiados críticos de oficio y poca gente que trabaja, eso es cierto, antes de su gestión y en esta también. No obstante, entre los que trabajan, esta claro que los cuestionamientos siempre existirán. Cualquier puesto directivo de cualquier nivel, viene con ese peso encima y la crítica en si misma no puede ser el freno para no tomar decisiones ni tampoco la excusa para que las cosas no salgan bien, es una variable a tomar en cuenta dentro del proceso de planificación, un factor de riesgo en el que el reto es anticiparse a los mismos.

Están los que viven por el ciclismo y los que viven del ciclismo, aclaro, no está mal que alguien que dedique tiempo y recursos dentro de cualquier actividad gane dinero, lo cuestionable es que se presente un producto de poca calidad o ninguna, se viaje con criterios de austeridad recibiendo recursos suficientes para estar en condiciones óptimas o que se disponga de material deportivo y se le niegue a los ciclistas para darle un uso diferente al que fue previsto. Todo eso ha sucedido.

Volvamos a la premisa inicial, cambiar el ciclismo desde adentro. No solamente implica voluntad, hay que tener capacidad y preparación enmarcado dentro un plan. Por más que desee ganar el Tour en condición de ciclista, no deja ser más que una utopía, no cuento con las aptitudes. ¿Talento? Sin dirección y manejo adecuado no llega a ninguna parte. ¿Recursos? Sin visión gerencial de largo plazo irán a saco roto aún en condiciones de total honestidad.

En otras palabras hay que dar un paso al frente y trabajar dentro de un club, una asociación, una competencia, incluso dentro de una Federación para contribuir a generar el cambio que tanto se espera. Son momentos dificiles y se requiere un cambio de paradigma para la resolución de los nuevos retos que se tienen por delante.

Los buenos somos mas, pero los malos estan mejor organizados.

Alejandro Pérez ha vivido las diferentes formas de correr, desde los juveniles hasta los master, en cada una de ellas pudo saborear éxitos, pero es después de los treinta años cuando más ha disfrutado del ciclismo.

“A veces las cosas malas te llevan a cosas buenas”, Alejandro Pérez fue excluido a última hora de los Juegos Nacionales juveniles de 1997 evento para que el se había preparado, sólo quería competir en unos Juegos Nacionales antes de dedicarse a los estudios, la exclusión de la selección del estado Aragua, lo llenó de rabia y fue el estímulo para preparase y regresar con todo al ciclismo.

El aragüeño tuvo varios años, tres para ser exactos, alejado del ciclismo y con los Juegos Nacionales como objetivo, recibió el permiso de su padre para entrenar, dejar los estudios a un lado ese año y enfocarse en entrar en la selección estadal, en carrera se ganó el cupo en el equipo que dirigía Nicolás Reitdler, hasta allí todo marchaba bien, después se le saldría una rueda a la carreta.

“No fue un año bueno para mi, no estaba en la mejor condición, yo estaba en el equipo para los 70 kilómetros por equipo y en plenos Juegos me sacan y me meten a otro y de la misma bronca que agarré me dio un bronco espasmo pulmonar y no pude correr los Juegos, ahí me dije que todos lo que me hicieron mal ese año me la iban a pagar el año que viene, pero que con ellos no corro más, y así fue el año siguiente en sub 23 me desquité de todos ellos, en la bicicleta pues siguen siendo mis amigos, de ahí corrí Vuelta a Cojedes, me vieron y me fui a Italia a correr, donde corrí 2000 y 2001”

Retirado del ciclismo como infantil, regresa para correr juvenil, allí sub 23, elite, nuevamente se retira y regresa al ciclismo master. Circunstancias que la han permitido a Alejandro entender las diferentes formas de correr y de asumir el ciclismo.

"En juvenil no pude ganar ni una carrera, fue un solo año nada más, pero sí estaba metido en la candela, en la elite y sub 23 sí recuerdo que le gané a Miguel Ubeto una carrera en Cagua, la premiación era una Bicicleta Greco y 100 bolívares, recuerdo que Alexander Izquiel, Nelson Gelvez y yo, nos juntamos ese día y el otro equipo eran Gil Cordovés, Tomás Gil y Miguel Ubeto. Se encendió la carrera, era un lote como de 50 ciclistas en Corinsa, pero esos eran los dos equipos fuertes, y nos fugamos el Diablito, Tomás Gil, Nelson y yo, le digo a Nelson que 'con estos dos demonios no podemos llegar embalando porque nos van a ganar', y así mismo fue, y atacando y atacando y faltando un kilómetro en el cruce para la llegada los ataqué, me les vine solo y les gané, ese fue uno de mis triunfos más significativos, también un segundo lugar en una Vuelta a Sucre, la perdí por 10 seg con Edgar Ortega de Lotería”

“En máster me ha ido mucho mejor, campeonatos nacionales y qué triunfos que sean significativos para mi, un Clásico Aym Bike en la segunda etapa gané embalando en la recta de enfrente del velódromo en Maracay”

De la efusividad del juvenil, al profesionalismo del elite a la inteligencia del máster, cada etapa ha contado para Pérez.

“Lo difícil es aceptar que ya no tienes el mismo tiempo de entrenar y de hacer lo mismo que cuando eras elite, eres master, tienes tu trabajo, sacas tiempo de donde no tienes y mi transición pasó por años, yo me retire como elite en el 2005 y en el 2010 fue que regrese en master, pero yo volví al master con la mentalidad de volver a elite, pero la gente me decía 'ya verás que te va gustar' y hay más carreras master, más carreras y me quedé enamorado del ciclismo master”

“A mi me emocionaba cuando había carreras master y nos ponían con los elites, yo decía, yo tengo que marcar a un elite, que los master me marquen a mi y siempre con esa competitividad, para mi el nivel del master es muy similar al elite, lo único que cambia para mi es el kilometraje que le meten al elite, pero la media de velocidad en 50 kilómetros de carrera, de un master con un elite y es casi igual”

Que se vaya a la misma velocidad, no quiere decir que se compita y se enfrente la carrera de la misma manera, una lección que aprendió en su debut entre los mayores de treinta años.

“Mi primera carrera master fue en Cagua , en Corinsa, y todavía tenía la actitud de élite y yo atacando, atacando y se dio una fuga y yo no pude caer, termina la carrera y yo 'qué paso pues' y me llega Enrique Campos que fue mi entrenador y me dice, 'chamin, esto no es igual, aquí se corre con más inteligencia que con condiciones' ahí aprendí algo de eso”

“De juvenil a elite, es un cambio brusco, hay que tomarlo con profesionalismo, ya es un trabajo, y cuando yo pasé habían estrellas del ciclismo, gente consagrada, Carlos Maya, Aldrin Salamanca, Alexis Méndez, Robinson Merchán. Recuerdo que cuando llegué de Italia corrí la Vuelta al Táchira, la única que corrí y terminé la etapa con Robinson Merchán, la que llega al velódromo, me dice 'Alejandro te acabas de graduar de ciclista' y yo le dije pero vengo de correr en Italia, y él me dijo, no esta carrera es dura”.

Alejandro ahora se encuentra radicado en Nueva York, donde ya ha tenido la oportunidad de competir y lucir sus condiciones, una nueva transición para un valiente y aguerrido ciclista, pero sobre todo un enamorado del ciclismo.

"Los récords estan para romperse", es una frase que ya raya en el cliché, aunque ciertamente la evolución deportiva de las disciplinas tiene en las marcas y registros su baremo de comparación, hay números que parecen sacados de los video juegos y uno de ellos es la cifra de victorias de etapa de Gil Cordovés en la Vuelta a Venezuela.

Ningún ciclista nacido en Venezuela ha podido acercarse a las 20 victorias de etapa de Justo Galavis en el Giro Nacional, una cifra más que respetable. Imaginen entonces llegar a las 60 victorias que alcanzó el nacido en Santiago de Cuba y ahora nacionalizado venezolano.

Cordovés participó en catorce ediciones de la Vuelta a Venezuela, promediando 4 victorias de etapa por edición, dato que se vuelve más impresionante pues su primera participación fue en 1999, cuando ya contaba con 34 años y su última victoria la consiguió a la edad de 48 años, por lo que también es el más longevo en conseguir un triunfo parcial en el giro nacional.

Tan elevado número de triunfos es el resultado de una combinación letal que conformó un equipo muy fuerte, el de la Alcaldía de Cabinas y la Gobernación del Zulia, tanto en número de ciclistas como en la calidad de los mismos y en la efectividad para el remate del antillano, teniendo como punto más alto el año 2006, donde logró 26 victorias.

Para superar a Cordovés será necesario mucha regularidad por más de una década y que ediciones como la que tuvo Orluis Aular hace un año ( 5 triunfos), el argentino Maxi Richeze (4 triunfos en el 2012 )y el colombiano Marvin Angarita (3 triunfos en el 2011) se repitan a lo largo del tiempo para amenazar una marca que hoy mismo resulta improbable de romper

Ciclista profesional desde el 2016, Diana Peñuela sin duda, es uno de los máximos referentes del ciclismo profesional femenino no sólo de Colombia, sino de toda latinoamerica, su versatilidad, capacidad de trabajar en equipo y buena punta de velocidad la han consolidado en el ciclismo de más alto nivel a nivel mundial.

Ha construido su carrera sin miedo a asumir riesgos y sin arrepentiemientos de ningún tipo, no se pone limites e invita a las demás ciclistas latinoamerica a que tampoco lo hagan, así es la nacida en Manizalez, con quien tuvimos una interesante y amena entrevista.

Para una ciclista colombiana o una latinoamericana en general, que es lo mas difícil al momento de adaptarse al ciclismo profesional ¿Cuál fue tu experiencia?

Lo más difícil para una ciclista latinoamericana es acostumbrarse al ritmo de competencia y profesionalismo en Europa, el ciclismo en Europa como todos lo sabemos es del mas alto nivel y las carreras en Colombia o la mayoría de las carreras en Latinoamérica no se parecen en nada al estilo de competencia en Europa que son muchos mas kilómetros, el pelotón es mas grande, el nivel lógicamente es mas alto y la mayoría de las niñas son muy buenas y son muy agresivas, todas intentan ganar y hacer muy bien su rol dentro de sus equipos. Acostumbrarse a todo esto es lo más duro cuando tu llegas a Europa. Mi primera experiencia en Europa fue con el equipo Unitedhealtcare , la primavera del 2016 y fue un choque demasiado fuerte con ese nivel que se vive en Europa.

¿ Existe una edad ideal para iniciar en el ciclismo y poder competir profesionalmente?

No, no existe una edad ideal para iniciar en el ciclismo especialmente en la categoría dama. Ya que tienes dos puntos si comienzas muy joven al ser un deporte tan exigente puede que a nivel mental no quieras hacerlo por un tiempo prolongado entonces tu carrera puede terminar muy pronto; por otro lado si comienzas tarde, tu cuerpo esta mucho mas desarrollado y tienes mas resistencia y estas mas dispuesto a sufrir y a sacrificar mas cosas que cuando estas joven duelen mas sacrificar, por lo tanto se disfruta mas el ciclismo y hacer mucho mas profesional.

Si pudieras regresar en el tiempo, ¿Qué decisión cambiarias dentro de tu trayectoria como ciclista?

La verdad no cambiaria nada, mi proceso ha sido bastante bonito y especial para mi, por lo que he disfrutado de cada momento y de cada experiencia, ha habido experiencias duras, otras super bonitas y de todas he aprendido un montón. La verdad no cambiaria absolutamente nada, ni de las decisiones que he tomado porque creo que todas han sido acertadas después de un tiempo y de mirara hacia atrás pues he aprendido bastantes

IMG 20200605 WA0017

 

Tres momentos especiales para ti en el ciclismo.

El primero y el mas especial de todos, fue cuando firme mi primer contrato después del mundial de Richmond en el 2016 en Estados Unidos con el Unitedhealtcare

El otro momento que recuerdo mucho fue mi primer mundial en el 2014 en Florencia en Italia, era mi primera carrera en Europa, no pude terminar el mundial pero no me sentí frustrada, sentí que había sido el primero, pero me asegure a mi misma que no iba a ser el ultimo y de que íbamos a estar en otro y lo íbamos hacer mucho mejor.

El tercero fue la etapa reina del tour de Gila en Estados Unidos en el 2018, nunca me he caracterizado por ser la mejor escaladora pero por la estrategia que mi directora formó para ese día logre ganar la etapa en un ataque en solitario y fue una etapa super bonita que recuerdo con mucho cariño.

¿Cuál seria tu competencia soñada? En que país, contra que rivales, que tipo de recorrido etceterá..

Mi competencia soñada siempre ha sido la Strade Bianche, el año pasado fue le primer año en el que pude estar en esa carrera, no me decepcionó y sigue siendo la favorita en mi calendario, tiene las mejores rivales porque es una de las principales clásicas de primavera del año, es una carrera que tiene una historia super bonita, en un lugar súper bonito, tiene una historia super bonita y se corre en un lugar bonito de Italia; me encanta por el tipo de carretera destapada, me caracterizo por hacer buenas carreras de un día y bueno es la carrera que siempre soñé correr y espero correr muchos años mas porque me parece la mas bonita de todo el calendario.

Desde que iniciase al actualidad, ¿Que decisiones tomaste para arribar el ciclismo profesional?

Las decisiones mas importante que he tomado para estar en el equipo y en el rol que estoy, han sido no tener miedo, no tener miedo a arriesgar, a presentarme, intentar ganar carreras, muchas veces tenemos mucho respeto y mucho miedo a nuestros rivales y finalmente lo que nos están viendo son los directores y la gente de afuera. Lo mas importante es demostrar que eres un corredor competitivo y agresivo; entonces esa fue mi decisión al principio, demostrar de que estaba hecha sin temor al que dirán o que pensaran las otras corredoras si de pronto yo era muy agresiva o estaba haciendo las cosas mal o era muy novata, pues no me importó y tome la decisión de mostrara porque merecía estar ahí en ese lugar. Otras decisiones han sido dejar mi país, mi casa, mi familia, mi novio y tomar las oportunidades que tenia sobre la mesa así no fuesen las mejores o no tuviera tantas posibilidades como las que pudiera tener en casa, pues tome la decisión de buscar mi sueño y fue una decisión que no me arrepiento de haber tomado.

¿Cómo te gustaría que pensara la gente de ti?

Me gustaría que le gente me viera como un ejemplo de superación especialmente la gente de Latinoamérica, quisiera que vieran que los sueños se cumplen, que si uno trabaja, es disciplinado es juicioso y es arriesgado, pues en esto se necesita arriesgar como dije anteriormente tu zona de confort para poder salir adelante. Creo que nosotros necesitamos como latinoamericanos reconocer que podemos hacer las cosas igual que los demás, que los otros países desarrollados como los llamamos; y que nunca es tarde y que la edad no es un impedimento. Quisiera que la gente me viera como una persona que ha buscado superarse, que ha buscado sus sueños y que lo ha logrado.

IMG 20200528 WA0089Apenas tenía 24 años cuando se retiró y aún así se las arregló para participar en tres juegos nacionales y además Juegos Bolivarianos, Centroamericanos, Panamericanos y coronarse Campeona Suramericana en los Juegos de Brasil en el 2002.

Con el título Suramericano en el cuello y siendo además la Campeona Nacional vigente, Anrrosy Paruta tomó la decisión de retirarse del ciclismo, agobiada de los conflictos con la Federación, pensó en alejarse por un tiempo y luego regresar, esto último nunca sucedió.

"Mi intención no era retirarme, era alejarme un tiempo y lo peor que nunca recibí una visita, una llamada de ningún directivo, nada, fue todo lo contrario hice feliz a muchos", recuerda Anrosy.

Más allá de los sin sabores que deja un retiro en la cúspide, lo que no se puede borrar es los logros tallados con sudor y esfuerzo como ese título obtenido en territorio carioca.

"Fue una carrera muy dura mucha brisa, pero al final me sentía muy bien, iban dos ciclistas escapadas, pero estaban a la vista, ya de regreso a la llegada estaba desesperada, el equipo no podía más, recuerdo que hablé con una de ellas y le dije 'haz un último esfuerzo ponlas los más cerca que puedas vamos' y ella salió... hasta que no pudo más, inmediatamente ataqué muy fuerte hasta que les llegué, aún me sentía bien, pero me hice que no podía más, cuando tocaba dar los cambios. Éramos 4, 1 brasilera 1 argentina y 2 venezolanas. En lo que vi la bandera a lo lejos en el último cambio que se descuidaron me dije 'es ahora o nunca' ataqué muy fuerte con todo lo que tenía y llegue sola a la meta", cuenta con orgullo la oriental.

IMG 20200528 WA0097Con la misma velocidad que atacó y ganó vivió su trayectoria en el ciclismo, debutó a los 12 años y en su primera competencia se llevó la victoria, un año después luego de sortear obstaculos para que la dejaran participar en los Juegos Juveniles de Barinas, obtuvo 1 medalla de Oro, 3 de plata y una de bronce.

Posteriormente en los Juegos Juveniles de Sucre se convierte en la vedette a lograr 5 medallas de oro, 1 de plata y 1 de bronce " gané casi todo y quedé como la mejor atleta del estado Anzoategui"

En la actualidad sólo mira el ciclismo por las redes y los medios, ha rechazado ofertas para trabajar en el ciclismo dado que no quiere repetir lo que ya vivió como ciclista.

"No veo cambios positivos en Venezuela, son muy pocas las carreras de damas, no se trabaja el relevo, hay muy poco ciclismo menor, pocas escuelas, si no siembras la semilla ¿cómo recojes frutos?", se pregunta.

Para cerrar, Anrosy quiso dar un consejo a las mujeres que practican ciclismo actualmente. "Tiene que gustarle mucho, es un deporte muy fuerte, costoso de mantener, pero hermoso, sólo esperamos que las cosas cambien para mejor".

A veces los talentos no reciben la oportunidad de desarrollarse, otras cuando ya cuentan con cierta formación no tienen una estructura que los respalde y donde se les permita tener continuidad. Más que casos aislados, parece ser una constante en la historia de nuestro ciclismo.

¿Esa realidad está cambiando?

La Federación Venezolana de Ciclismo dió a conocer el recorrido que tendrá el giro nacional en su edición número 57

La Vuelta a Venezuela comenzará el 1 de noviembre con una contrarreloj por equipos de 35 kilómetros en la ciudad de Valencia y luego en la cuarta jornada la lucha contra el cronómetro será en el plano individual en la ciudad de Barquisimeto con una distancia de 30 kilómetros.

Además de los estados Carabobo y Lara , el pelotón tramitará el estado Yaracuy, donde se tendrá un circuito, la ya tradicional llegada en alto en las ruinas del Castillo de San Vicente y la salida de una etapa mientras que el estado Portuguesa será sitio de salida de una etapa y arribo de otra.

En resumen, la Vuelta a Venezuela saldrá del estado Carabobo, luego tomará rumbo al estado Portuguesa ( debiendo pasar por Cojedes), posteriormente al estado Lara, Yaracuy para finalizar de nuevo en el estado Carabobo.

Tendrá un total 806 km de recorrido, la mayoría en terreno quebrado y plano, por lo que las jornada de contrarreloj serán determinantes para dilucidar al campeón del evento.

Vuelta Ciclista a Venezuela América Tour Series, Clase 2.2

I etapa, domingo 1 de noviembre, Valencia, Contrarreloj por equipos, 35 kilómetros.
II etapa, lunes 2 de noviembre, Valencia – Acarigua, 180 kilómetros.
III etapa, martes 3 de noviembre, Acarigua – Barquisimeto, 75 kilómetros.
IV etapa, miércoles 4 de noviembre, Barquisimeto, Contrarreloj Individual, 30 kilómetros.
V etapa, jueves 5 de noviembre, Quibor – Nirgua San Vicente, 152 kilómetros.
VI etapa, viernes 6 de noviembre, Nirgua, circuito de 90 kilómetros.
VII etapa, sábado 7 de noviembre, Chivacoa – Valencia, 154 kilómetros.
VIII etapa, domingo 8 de noviembre, Valencia, circuito de 90 kilómetros.

Manejaba de Stuttgart en Alemania con rumbo a Ornans en Francia, unas ocho horas separaban a las dos ciudades. Más allá de eso eran las horas que me separaban de lo que sería el primer mundial para Liliana Uzcategui y también el primer mundial de MTB para mi.

Apenas cruzaba la frontera entre países, recibo una llamada, era Miguel Rondón que me decía: "David, no podemos correr el mundial", obviamente la voz y sobre todo el mensaje me descompuso. “¿Qué pasó?", le pregunté."A Lili le robaron la bicicleta", fue lo que alcanzó a decirme.

El objetivo inicial del viaje se acababa de convertir en otro. Manejé lo más rápido que se podía. Una idea no dejaba de retumbarme en la mente: “¿cómo nos van a robar la bicicleta en Francia?”.

Ya en territorio francés, en Ornans, Jennifer y yo nos conseguimos una escena desoladora: Miguel y Liliana estaban sentados en la escalera que daba a la caravana donde se estaban quedando. No hablaban entre ellos y la decepción era más que evidente en sus rostros. Misión número uno, era hora de levantar el ánimo.

Algunas bromas para tratar de sacar sonrisas, le entregué un regalo a Liliana que había comprado días antes (vayan y pregúntenle a ella qué le regalé, jajaja) y les dijimos "algo resolveremos, siempre lo hacemos". Lili cocinó una pasta para la cena, las tensiones bajaron un poco ya mañana sería otro día.

A la mañana siguiente empezamos a buscar opciones, ya la denuncia estaba puesta en la policía, fuimos al supermercado donde la robaron a ver la cámara de seguridad, estuvimos hablando con la organización del evento, no sólo se habían robado la bicicleta de Liliana, varias delegaciones sufrieron hurtos.

El ministerio de turismo Francés, se portó de maravilla, nos prestó toda la colaboración, un representante de la UCI de quien no recuerdo el nombre, sólo que era mexicano y que tenía relación con uno de los sponsors allá, también se mostró muy colaborador. Apareció una bici prestada, un chamito, que con mucha humildad y desapego quiso prestarnos su bicicleta, pero no era apta para un Mundial de Bike Marathon. Se lo agradecimos muchísimo y para no despreciarlo, le dijimos que seguíamos buscando una de la talla de Lili, que si no la encontrábamos le avisaríamos.

Mientras todos buscábamos otra bicicleta, el proceso de presentación de licencias y confirmación de inscripciones se estaba llevando a cabo y no pudimos estar presentes entre tanta corredera.

Jennifer que estaba en la primera carrera de su vida, pero con dominio del inglés, idioma del congresillo, recibió una tarea de mi parte: "entra allí como delegado de Venezuela y anota hasta cuando tosa el comisario director y después me echas el cuento", yo seguia con Miguel y Liliana buscando la bici.

La gente de Shimano, se ofreció a prestarnos una bici, gracias a la gestión del señor de la UCI, eso sí, habría que ajustarla a la medida de Liliana y buscar cauchos para barro, el palo de agua en Ornans no era normal.

liliana uzcategui ornansComo la inscripción no se formalizó en el momento, cuando empezaron a llamar a cada país para retirar las credenciales y los track de la ruta para dar el aprovisionamiento, Venezuela no fue nombrada, sin embargo, Jennifer pensó que sería algo importante, se paró y agarró uno de los kits, sin saber que era el de España. ¡Pobres! Después estaban los de la delegación española buscando su material, y no aparecía. Eventualmente les darían otro luego y nosotros formalizaríamos la inscipción de Liliana.

Tanto Jennifer como yo, estábamos acreditados como prensa, a eso íbamos, a cubrir el evento para CiclismoTotal, pero las circunstancias nos llevaron a asumir de delegado de Venezuela, también vendría el rol de mecanico.

Nos habían regalado un caucho, faltaba otro, con menos de diez minutos para la salida, este aparece, pagamos como ochenta euros, bueno, los pagó Miguel. Miguel que también iba a correr, le toca estar en su lugar de salida y a mí, con toda la presión que se puede tener, me tocó hacer un cambio de caucho a la velocidad de pits de forrmula uno (¿ustedes recuerdan la película Cars? Bueno, así pero más rápido) y además era la primera vez que veía un eje pasante, no era el tradicional sistema de aguja y bloqueo, además no teníamos bomba para inflar, el equipo de la alemana Sabine Spitz nos prestó una y a correr.

Montada la rueda, se da la partida, sale Liliana y sale Miguel, nosotros a correr al carro, meter las coordenadas al GPS y empezar la carrera para llegar al primer punto de hidratación. Son dos carreras, la de los ciclistas y la del personal de apoyo en carro para llegar a los sitios, estacionarse en un lugar estrategico para después no quedar encerrado y aprender sobre la marcha. Y yo rezando que hubiera montado bien esa rueda y Lili no se hubiera matado por ahí.

Cuando vi pasar a Liliana en el puesto 16 entre las 54 mejores ciclistas del mundo en el primer punto, sonreí, primero estaba viva, segundo estábamos en la pelea. Luego vivineron los dolores de espalda por una posición no adecuada, el ritmo del primer mundial, la falta de descanso y lo exigente de la ruta. Fue perdiendo posiciones y en el último segmento pinchó, la bombona no funcionó y terminó los últimos 10km espichada. Un puesto 34 que nos supo a orgullo, gallardía y carácter.

Yo lloré todo el camino de regreso a Stuttgart, por haber representado a Venezuela en un mundial, por todo lo que pasó, lo que superamos y porque sencillamente extrañé un consejo de mi papá en esas situaciones.

Lo que pasó en Ornans quedó grabado para siempre en mis recuerdos.

Apenas terminó la última etapa de la Vuelta a Venezuela del año 2010, rápidamente empezamos a recoger las cosas, guardar la camara, las credenciales, las despedidas de rigor. Estábamos haciendo las cosas con apuro, ese día era la final del Mundial de Fútbol, España contra Holanda y ya el trabajo estaba terminado.

Se me acerca una cara conocida, un amigo que años atrás mientras regresaba de Italia de una exitosa campaña en el ciclismo amateur italiano tuvo el detalle de regalarme un maillot autografiado y también estuvo en mi casa en Caracas. Ese rostro conocido no era otro que el de Honorio Machado.

Más delgado que el promedio de los velocistas, Honorio gozaba de unas características especiales para el sprint, tenía la habilidad de abrirse paso si era necesario, podía pasar los repechos y además buen pasista, cualidades que lo llevaron a conseguir un increible puesto 20 en un Campeonato Mundial sub 23, llegando en el mismo grupo que Andy Schleck y donde Vicenzo Nibali fue quinto y además lograr pasar al ciclismo profesional estando en Italia. Algo más difícil aún que hacerlo desde Venezuela. Competir amateur en Europa y destacar es sumamente complicado, el nivel es alto, una cultura diferente y vencer en su propio patio a los corredores locales no es tarea sencilla. El larense lo logró y entre otras cosas fue compañero de equipo de Rigoberto Urán y Marlón Pérez.

Screenshot 20200517 175727Aquel talento estaba seleccionado para representar a Venezuela en los Juegos Centroamericanos y del Caribe en Mayaguez, Puerto Rico que se celebraría días despúes de concluida la Vuelta a Venezuela, nos saludamos y nos ponemos al día y Honorio me pregunta por mis lentes, se los muestro, se los prueba , me dice que no tiene gafas para ir al Centroamericano y luego de intercambiar gestos, los lentes en ese momento cambiaron de dueño. Suelo ser particularmente muy celoso con mis lentes, así que me costó un poco desprenderme de ellos, nos despedimos, sonreí y pensé 'Honorio se merece un detalle y más que eso la verdad', y me fuí al carro para buscar un lugar para ver la final del mundial.

Recordaba que Honorio fue tercero en una París- Bruselas embalando con el dos veces ganador del maillot verde del Tour de Francia, Robbie McEwen, que un año antes había quedado campeón nacional y que tenía en su poder victorias de etapa en vueltas a Venezuela, Táchira , mientras veía como un gol de Andrés Iniesta catapultaba a España a su primer Campeóanto Mundial de Fútbol.

Dos semanas despúes se veía la espigada figura de Machado con las brazos abiertos, el rostro ligeramente levantado y con la boca en gesto de júbilo, llevarse la medalla de oro en Mayaguez. Y allí estaban, brillando con el reflejo del sol y cuidando el triunfo del larense, mis lentes, que ahora eran Campeones Centroamericanos y del Caribe.

No podía estar más feliz.

Otras

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria