Del Rodillo a ganar la París Roubaix

Del Rodillo a ganar la París Roubaix
12 Abr
2020

Tener un entrenamiento casi en su totalidad indoor y de allí salir directo a las competencias es difícil, pero no imposible y el australiano Mathew Hayman, ganador de la París Roubaix en el 2016 es un ejemplo de ello.
Lo clave, como en cualquier planificación, es tener un objetivo preciso sobre la cual apoyar el plan de entrenamiento.

A seis semanas de que si disputará el denominado "Infierno del Norte" el ciclista del Orica-BikeExchange , hoy Michelton Scott , sufrió una caída en competencia que le trajo una fractura del radio de su brazo derecho, un hecho que además de romper su hueso,rompía la planificación de cara a las clásicas adoquinadas de primavera, principal objetivo de Hayman que por ese entonce contaba con 38 años de edad y disputaba su última temporada como profesional.

"Los médicos me pusieron un yeso y me dijeron que estaría seis semanas fuera de la carretera", recuerda Hayman. "Miré mi teléfono y dije: 'Ok, eso termina un día antes de Roubaix ...' El médico del equipo que también estaba allí. , me dijo "Eso no va a suceder", básicamente me dijo. Ya sabes, Roubaix no es Milán-Sanremo, existe el estrés adicional con los adoquines ... "

Hayman inició su preparación y siendo Australia una potencia del ciclismo de pista, se dijo asimismo que podía hacerlo, repartió su entrenamiento en varias sesiones al día, se apoyaba en la plataforma Zwift con un objetivo en mente. Los registros iban mejorando progresivamente, aunque no tenía la posibilidad de salir a la calle a entrenar.

Con su entrenador Kevin Poulton, Hayman trabajó en sesiones dobles la mayoría de los días, y hasta tres o cuatro en ocasiones específicas. "Pude mantener la forma, tal vez incluso obtener algo más de forma al descansar más y poder entrenar exactamente como quería, lo que no siempre puedes hacer . Pero dicho esto, puedes ser la persona más entrenada y no podrás ser el mejor en Roubaix. Estar físicamente preparado es solo la mitad de la ecuación. Necesitaba la experiencia ".

Hayman volvió a competir en el GP Miguel Induráin, una semana antes de Roubaix, y pudo hacer un reconocimiento intenso en los adoquines el miércoles antes de la carrera. Las cosas se veían bien: "Tenía buenas piernas, tenía el brazo en alto, estaba listo para correr en Roubaix el domingo".

No sólo logró la victoria, sino derrotó al cuatro veces ganador de la prueba, Tom Boonen.

Estuvo en la fuga ganadora, colaboró poco dado que tenía dudas de su condición física e incluso se sintió culpable hasta que el propio Boonen le dijo " Te lo mereces hombre" y así llegó la felicidad y una capítulo en la historia de la clásica de las clásicas.

Mathew Hayman es ahora director deportivo del Mitchelton-Scott y embajador de Zwift, por lo que invita a los fanáticos a unirse a él para entrenamientos imitando lo que él hizo previo a la Paris Roubaix del 2016.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Pista

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria