Van Aert: "La mejor victoria de mi trayectoria deportiva"

  • Por  As
  • Publicado en Ruta
  • Valora este artículo
    (0 votos)

De terminar segundo al esprint en Valence, sólo por detrás Mark Cavendish, a imponerse en Malaucène tras coronar el Mont Ventoux en solitario, el primer puerto por el que pasa en el Tour en primera posición. Wout van Aert alcanzó su cuarto triunfo en la ronda francesa en su tercera participación. “El más bello de mi trayectoria deportiva”, afirmó sin dudar. Y lo dijo un triple maillot arcoíris de ciclocross, campeón de Bélgica en fondo y contrarreloj o vencedor de un monumento como la San Remo. Van Aert dio la primera alegría a un Jumbo-Visma que corre sin su líder, Primoz Roglic, ni Robert Gesink y Tony Martin, los tres retirados por lesión. Y a ver hasta dónde llega Jonas Vingegaard, capaz de soltar a Tadej Pogacar en las rampas finales del Ventoux y tercero de la general, a 5:38 del amarillo y únicamente 14” de la segunda plaza de Rigoberto Urán.

Van Aert alcanzó su sexta victoria de 2021, después de dos parciales en la Tirreno, Wevelgem, Amstel y el Nacional de su país. Sin embargo, una apendicitis en mayo ralentizó su preparación para el Tour: “Aterricé corto de forma, y encima la primera semana estuvo plagada de caídas y mala suerte para el equipo. Afortunadamente cogí ritmo poco a poco y tras acabar segundo en Valence pedí permiso a los directores y con los compañeros para filtrarme en la fuga del Ventox”. El belga, de 26 años, nunca imaginó encontrarse en esa situación: “Habría llamado loco al que me dijera que iba a luchar por ganar una jornada de alta montaña con una doble subida al Mont Ventoux, una cumbre icónica”.

A Van Aert se le presentarán más ocasiones para brillar en escapadas o volatas, pero también asume su rol como gregario de Vingegaard: “Con Jonas con opciones de concluir en el podio, trabajaré para él lo que resulte necesario”. El danés, de 24 años, ha explotado esta campaña. Estrenó su palmarés en el World Tour en Emiratos, en la ascensión a Jebel Jais, y luego se anotó la Semana Coppi & Bartali (y dos etapas). En las filas del Jumbo desde 2019, Grischa Niermann, su técnico, le considera “preparado para el salto de calidad”: “En la Vuelta de 2020 (su primera grande) destacó en el rol de último hombre de Roglic. Ahora nos toca apoyarle a él para que termine en el cajón de París”. Vingegaard no se esconde: “Me noto capacitado y con mucha motivación para medirme con los mejores del pelotón. Así se aprende más cada día”.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Ruta

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria