Tener un entrenamiento casi en su totalidad indoor y de allí salir directo a las competencias es difícil, pero no imposible y el australiano Mathew Hayman, ganador de la París Roubaix en el 2016 es un ejemplo de ello.
Lo clave, como en cualquier planificación, es tener un objetivo preciso sobre la cual apoyar el plan de entrenamiento.

A seis semanas de que si disputará el denominado "Infierno del Norte" el ciclista del Orica-BikeExchange , hoy Michelton Scott , sufrió una caída en competencia que le trajo una fractura del radio de su brazo derecho, un hecho que además de romper su hueso,rompía la planificación de cara a las clásicas adoquinadas de primavera, principal objetivo de Hayman que por ese entonce contaba con 38 años de edad y disputaba su última temporada como profesional.

"Los médicos me pusieron un yeso y me dijeron que estaría seis semanas fuera de la carretera", recuerda Hayman. "Miré mi teléfono y dije: 'Ok, eso termina un día antes de Roubaix ...' El médico del equipo que también estaba allí. , me dijo "Eso no va a suceder", básicamente me dijo. Ya sabes, Roubaix no es Milán-Sanremo, existe el estrés adicional con los adoquines ... "

Hayman inició su preparación y siendo Australia una potencia del ciclismo de pista, se dijo asimismo que podía hacerlo, repartió su entrenamiento en varias sesiones al día, se apoyaba en la plataforma Zwift con un objetivo en mente. Los registros iban mejorando progresivamente, aunque no tenía la posibilidad de salir a la calle a entrenar.

Con su entrenador Kevin Poulton, Hayman trabajó en sesiones dobles la mayoría de los días, y hasta tres o cuatro en ocasiones específicas. "Pude mantener la forma, tal vez incluso obtener algo más de forma al descansar más y poder entrenar exactamente como quería, lo que no siempre puedes hacer . Pero dicho esto, puedes ser la persona más entrenada y no podrás ser el mejor en Roubaix. Estar físicamente preparado es solo la mitad de la ecuación. Necesitaba la experiencia ".

Hayman volvió a competir en el GP Miguel Induráin, una semana antes de Roubaix, y pudo hacer un reconocimiento intenso en los adoquines el miércoles antes de la carrera. Las cosas se veían bien: "Tenía buenas piernas, tenía el brazo en alto, estaba listo para correr en Roubaix el domingo".

No sólo logró la victoria, sino derrotó al cuatro veces ganador de la prueba, Tom Boonen.

Estuvo en la fuga ganadora, colaboró poco dado que tenía dudas de su condición física e incluso se sintió culpable hasta que el propio Boonen le dijo " Te lo mereces hombre" y así llegó la felicidad y una capítulo en la historia de la clásica de las clásicas.

Mathew Hayman es ahora director deportivo del Mitchelton-Scott y embajador de Zwift, por lo que invita a los fanáticos a unirse a él para entrenamientos imitando lo que él hizo previo a la Paris Roubaix del 2016.

Contador no ha sido el primer ciclista, ni mucho menos, en sacar su propia marca de bicis. Mucho antes que el corredor de Pinto aparecieron nombres como: Bottecchia, Eddy Merckx, Cipollini, Battaglin o Boardman.

Este año Alberto Contador anunció el lanzamiento de su propia marca de bicicletas Abikes, una marca en la que también se encuentra otro exciclista profesional y amigo y socio del corredor español, Iván Basso. Sin embargo, no han sido los primeros ciclistas (ni seguramente sean los últimos) que una vez han terminado su carrera profesional se han lanzado al mundo del diseño y desarrollo (o a veces solo el nombre) de bicicletas.

Precisamente podemos comenzar este repaso con el curioso caso de la marca Basso, una marca italiana que alguno puede relacionar, erróneamente, con Ivan Basso, el socio de Alberto Contador. Quizá los más mayores del lugar lo hagan con Marino Basso, ciclista italiano de 74 años (nació el 1 de junio de 1945) y que cuenta con varias etapas del Tour de Francia, Giro de Italia y Vuelta a España en su palmarés, así como varias clásicas y el Campeonato del Mundo de 1972. En este caso estarían más acertados, aunque no del todo, ya que la marca la fundó su hermano Alcide en 1977.

Anteriormente, en los años 50, Ernesto Colnago competía con los cuadros que él mismo fabricaba. El caso de este fabricante italiano es inverso a los casos que estamos viendo, ya que comenzó antes a fabricar bicicletas que a competir con ellas en profesionales; su andadura como ciclista profesional había empezado en los años 40 cuando todavía era soldador en un pequeño taller. En esa misma época nació Cinelli, fruto del trabajo fuera de las carreras de Cino Cinelli, que además fue el presidente de la Asociación Ciclista Italiana.

Y en esa misma época aparece otra marca italiana, De Rosa, cuyo fundador, Ugo De Rosa, era un mecánico que decidió correr carreras amateurs para probar sus productos sobre el terrerno. Y, precisamente, de Ugo De Rosa, cuyas bicicletas utilizó en buena parte de su carrera, tomó la idea nuestro siguiente protagonista, un ciclista que no necesita presentación y cuyo palmarés como profesional es de los más impresionantes (si no el más importante) de la historia con 525 victorias. Eddy Merckx. Retirado de la competición en 1978, en 1980 lanzó su propia marca.

En 1993 el Campeón del Mundo de Ciclocross del año anterior, Mike Kluge, se asocia con uno de los gigantes de la industria, Derby Cycle, para fundar su propia marca: Focus. Focus fue de las primeras marcas europeas de gama alta que también apostó por el MTB con un catálogo de varios modelos y por introducirse en otros segmentos del ciclismo como las bicis Touring y urbanas.

A finales de los años 90, concretamente en 1998, se retiró Mauricio Fondriest, exciclista italiano con 70 victorias en su palmarés, entre ellas el Mundial de 1988, etapas en el Tour y el Giro y la Milan-San Remo de 1993. Cuando dejó la bicicleta (forzado por una lesión de espalda) lanzó junto con su hermano Francesco su propia marca con su apellido. Inicialmente Fondriest se centró en ofrecer bicicletas de primer precio en carbono, aunque poco a poco se han ido especializando hasta tener una línea completa de carretera, pista y TT, así como textil y accesorios.

Chris Boardman en el récord de la hora

El británico Chris Boardman, Campeón del Mundo de Contrarreloj en 1994 y en Pista en 1994 y 1996, se retiró en el año 2000 después de haber batido el récord de la hora que ostentaba Eddy Merckx desde el año 72 (el año anterior ya había logrado el record en la época anterior a la oficialización de la UCI). Poco después de su retiro se centró en el desarrollo de su propia marca de bicis que llevan su apellido. Vendió la primera en 2007 y dos años después se había convertido en la marca de bicicletas británica que más rápido había crecido.

Sin ser el fundador como tal, ni poner su nombre, David Millar (ex campeón británico de contrarreloj y ruta, así como ganador de etapas en las 3 Grandes Vueltas), es uno de los responsables del diseño y desarrollo de las bicicletas Factor, que comenzó su andadura como marca en 2007.

Mario Cipollini con la Cannondale en el Giro de Italia

En 2010 volvemos a encontrarnos el caso de un exciclista profesional que lanza su propia marca de bicicletas, en este caso alguien con el carisma de Mario Cipollini. Centrados exclusivamente en bicicletas de carretera, contrarreloj y pista de gama alta, el catálogo de Cipollini es uno de los más completos que podemos encontrar.

También recientemente, en el año 2014, Giovanni Battaglin, ganador del Giro y La Vuelta de 1981, lanzaba su propia marca: Officina Battaglin, que se ha especializado en ofrecer bicicletas de acero personalizadas.

Otro caso curioso, dentro de los profesionales que acaban lanzando su propia marca de bicicletas, es la del canadiense Louis Garneau, que en 1984 lanzó su propia línea de accesorios ciclistas y que incluye algunas bicicletas en su catálogo (aunque la importancia del negocio sigue radicada en los accesorios).

Los exciclistas italianos Mario Cipollini, Moreno Moser o Ivan Basso participarán el próximo domingo de Pascua en un Giro virtual con fines benéficos.

Los exciclistas italianos Mario Cipollini, Moreno Moser o Ivan Basso participarán el próximo domingo de Pascua, junto a otros excorredores, en el denominado "Giro de Italia Leyendas" virtual y abrirán una recogida de fondos para ayudar a la Cruz Roja italiana en la lucha contra el coronavirus.

"En el día de Pascua, Cipollini, (Gianni) Bugno, Moser, (Giuseppe) Saronni, (Stefano) Garzelli, Basso, (Claudio) Chiappucci y muchos más grandes 'ex' del ciclismo correrán el Giro de Italia Leyendas junto a los aficionados de todo el mundo. Recorrerán los últimos 37,4 kilómetros de la etapa Giovinazzo-Vieste nel Gargano", informaron los organizadores del Giro en un comunicado oficial.

"El Giro de Italia y las leyendas del ciclismo, en el domingo de Pascua, animarán a los aficionados a que participen en una recogida de fondos abierta hasta el 10 de mayo a favor de la Cruz Roja italiana en la lucha contra el coroanvirus", agrega. Los organizadores organizaron esta carrera con la misma tecnología usada hace algunas semanas en ocasión de la Milán-San Remo virtual.

Será una ocasión para promover además el Giro de Italia virtual, pues la carrera rosa de este año ha sido aplazada hasta una fecha por decidir a causa de la pandemia del coronavirus. "El Giro de Italia Virtual empezará el 18 de abril, con siete etapas, una cada dos semanas, en las que se podrá pedalear juntos a los profesionales del presente. Los ingresos de la recaudación de fondos serán donados a la Cruz Roja italiana a través de la campaña en la web www.retedeldono.it/giro", explicaron los organizadores.

La escuadras española y británica están entre los 18 equipos que competirán del 22 al 26 de abril en el Digital Swiss 5, organizado por Velon y la Vuelta a Suiza.

Después de que los organizadores de la Vuelta a Suiza anunciasen la cancelación de la prueba por culpa de la pandemia del coronavirus, la ronda suiza, en colaboración con la plataformas Velon y Rouvy, ha decidido celebrar una carrera por etapas virtual bajo el nombre de The Digital Swiss 5.

Esta particular carrera, que se celebrará del 22 al 26 de abril, reunirá a ciclistas de grandes equipos del pelotón, entre los que se encuentran destacadas escuadras como el Movistar, Ineos, Jumbo-Visma o el Deceuninck Quick-Step entre las 18 que participarán en esta novedosa competición

 

Desde la organización de la carrera apuntan que competirán tres ciclistas por equipo con sus equipaciones y bicicletas habituales, y que estos equipos podrán cambiar su alineación en función de los diferentes tipos de recorrido, ya que habrá trazados para escaladores y otros para velocistas que los corredores deberán completar desde sus casas con los rodillos. Además, se irán mostrando los datos de los corredores durante el recorrido.

De esta forma la Vuelta a Suiza se une a otras pruebas que han decidido plantear estas carreras virtuales durante la cuarentena por el coronavirus, como la Milán-San Remo, o el Tour de Flandes, celebrado este domingo de forma virtual y en el que se impuso el belga Greg Van Avermaet.

En uno de los portales de venta y compra más importantes del mundo, E-Bay se puede conseguir una de las bicicletas más emblemáticas de finales de los 90 y principios del 2000, La Trek 5500 OCLV US Postal.

La bicicleta es una réplica de la usada por Lance Armstrong y todo su equipo en el Tour de 1999, fue construida desde cero, cuadro de fibra de carbono talla 52, decorado con los colores del servicio postal estadounidense, grupo de 9 velocidades Shimano Dura Ace 7700 con plato 53-39 y piñon 12-27. Ruedas Rolf Vector Pros con 14 radios en la rueda delantera y 16 en la trasera. y manillar y potencia Cinelli.

Tiene un costo de 4995 euros, aproximadamente 6128 dólares y el envio es gratuito para si hay algún coleccionista interesado.

El director del Tour de Francia, Christian Prudhomme, descartó este miércoles que la prueba vaya a disputarse sin público, al tiempo que reconoció que están estudiando nuevas fechas en caso de que la pandemia de coronavirus no permita que se dispute entre el 27 de junio y el 19 de julio.

"Por el momento, el Tour se mantiene en sus fechas. Naturalmente, todo dependerá de la evolución de la pandemia", afirmó Prudhomme al diario "La Montagne".

El máximo responsable de la carrera señaló que lo esencial en este momento es la situación sanitaria que viven Francia y el mundo. "En el Tour de Francia lo más importante es Francia. Es la situación sanitaria lo que cuenta", afirmó.

"Sólo deseo una cosa: que el Tour se desarrolle este verano. Pero no por el Tour, sino porque si no se disputa será porque estemos en una situación catastrófica", agregó.Prudhomme, que hace unas semanas recordaba que sólo las dos Guerras Mundiales habían impedido que se disputara el Tour, aseguró que están estudiando "otras hipótesis sobre las fechas" para el caso de que la situación sanitaria impida que se desarrolle en las fechas previstas.

Pero se mostró tajante al indicar que no se hará sin público, en contra de lo que había afirmado hace unos días la ministra francesa de Deportes, Roxana Maracineanu, que dejó abierta la puerta a un Tour sin espectadores.La organización del Tour mantiene por el momento las fechas actuales, aunque en función de la situación tomará una decisión antes del próximo 15 de mayo.

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria