Víctor Campenaerts quiere estar en la mejor forma posible para afrontar el reinicio de la temporada ciclista el próximo 1 de agosto. El ciclista del NTT, actual poseedor del récord de la hora, reveló en una entrevista al medio belga Sporza cómo han sido sus entrenamientos para llegar en las mejores condiciones sus retos para este 2020.

El secreto de Campenaerts radica en el empleo de una tienda en altura o cámara hiperbárica, en la que ha dormido durante tres semanas a 4.700 metros de altura para aumentar su nivel de oxígeno y mejorar su rendimiento. De hecho, Campenaerts comparó esta forma de entrenamiento con el consumo de EPO. "Después de estas semanas durmiendo en altura te sientes super fuerte. Has producido más hematocrito que debes sentirte como un corredor que toma EPO. Con la diferencia de que salí a rodar una vez en tres semanas, mientras que un ciclista que toma EPO tiene que pedalear duro durante semanas. Fue un proyecto exitoso y esta semana he empezado una sesión en altura. Quiero empezar el último bloque de entrenamiento previo a la temporada con un hematocrito alto invisible"

Campenaerts reveló que durante el tiempo que ha permanecido con este tiempo de entrenamiento apenas ha salido en bicicleta. "He dormido en esa tienda de altura durante 3 semanas. Apenas puedes entrenar. Creo que durante mi primera sesión después de dos meses hice un ritmo de salida menor que los cicloturistas en este tiempo. Solo salí a rodar 8 horas a la semana".

El belga también explicó el por qué eligió el límite de 4.700 metros de altitud para evitar posibles riesgos para su salud. "Mi tienda de altura la establecí en 4.700 metros. Es muy alto. Clínicamente, es la altura en la que está el límite para no empezar a morir. Si estás a más altura, tu cuerpo empezaría a descomponerse porque es muy pesado. Pero a 4.700 metros es la altitud en la que llevas al máximo tu cuerpo para producir glóbulos rojos y aún tienes energía".

De esta forma Campenaerts busca llegar en plena forma a sus dos grandes objetivos para esta temporada: los Mundiales y el Giro de Italia. "Mi calendario está orientado a la prueba de contrarreloj de los Mundiales y al Giro de Italia, que tiene tres contrarrelojes". Otro objetivo por el que peleará serán los Nacionales de Bélgica, donde podría medirse a rivales de la talla de Remco Evenepoel. "Me gustaría que los Campeonatos de Bélgica se celebrasen antes de los Europeos, así puedes trabajar hacia un pico de forma. Pero ahora mismo estoy muy bien, incluso me gustaría que celebrasen la contrarreloj mañana".

Richard Plugge, gerente del equipo Jumbo-Visma, propone que cada corredor del pelotón lleve en su maillot un número fijo en su dorsal durante toda la temporada para que se pueda reconocer mejor a los corredores y aumenten las ventas de camisetas de ciclistas.

"Debido al casco y las gafas de sol, los corredores son difíciles de reconocer. El casco nunca desaparecerá y las gafas probablemente no lo harán, pero con un número determinado aumentará la facilidad de reconocer a un corredor", explica Plugge en AD.

El directivo del Jumbo Visma señala que en la Fórmula 1 "la gente no reconoce a Max Verstappen cuando usa su casco, pero todos saben que su auto es el número 33".

Además "de este aspecto práctico que parece incontestable, dicho cambio también podría tener consecuencias positivas en la venta de camisetas o maillots, ya que los seguidores podrán mostrar su preferencia por este o aquel corredor", añadió.

El esloveno Tadej Pogacar y el italiano Fabio Aru serán los encargados de luchar por la general del Tour de Francia en el equipo del UAE Emirates, mientras que el colombiano Fernando Gaviria buscará triunfos de etapa en el Giro de Italia.

En la formación del equipo emiratí se apuesta por el debut de Pogacar en el Tour para aspirar al podio tras el tercer puesto en la Vuelta 2019, acompañado por Aru, quien también correrá la Vuelta a España. El dúo de la general estará acompañado en Francia por el español David de la Cruz, el italiano Davide Formolo y el velocista noruego Alexander Kristoff.

Para el Giro de Italia, la formación apuesta por el esprinter colombiano Fernando Gaviria y el italiano Diego Ulissi. El velocista tendrá su tren habitual con Maximiliano Richeze y Juan Sebastián Molano, mientras que el italiano, que no participará en las clásicas de las Ardenas esta temporada, perseguirá las etapas. También están confirmados para el Giro Valerio Conti, Brandon McNulty y Joe Dombrowski.

Fabio Aru estará en la Vuelta, prueba que ya ganó en 2015. Para apoyarlo contará con Davide Formolo y David de la Cruz, mientras que Jasper Philipsen será el esprinter que luche por las etapas.

En una entrevista a La Gazzetta dello Sport, Evenepoel analizó por qué ha decidido afrontar esta temporada su primera grande, aunque lamenta que con el nuevo calendario no pueda competir en Lieja. "Este año era ideal para competir por primera vez en una gran vuelta. Y desde invierno el Giro de Italia ha sido un objetivo muy importante. Las nuevas fechas me impedirán correr en Lieja-Bastoña-Lieja. Es una decidión difícil, pero para mi crecimiento me viene mejor correr el Giro".

Evenepoel se muestra muy optimista de cara al Giro y se ve capaz de vestir la maglia rosa en Milán. "Lucharemos por el Giro. Hablé con el equipo y, tras aplazarse los Juegos Olímpicos, decidimos centrarnos en el Giro y ver dónde puedo llegar. Si estoy bien, intentaré luchar por el título. Si soy líder un día, unos días o en la jornada final, será suficiente. Creo que puedo ganar el Giro". De hecho, Evenepoel dice que en estos últimos meses ha mejorado sus datos de rendimiento. "Me he estado probando en casa y hemos visto que mi potencia ha mejorado aún más. El entrenamiento no es difícil, pero quiero alcanzar el pico de forma en el momento adecuado. No hay duda de que cada día del Giro daré lo mejor de mí y lucharé al máximo".

El ciclista belga también agradeció las palabras que le dedicó Alberto Contador en otra entrevista a La Gazzetta, donde el pinteño comentó que Evenepoel es uno de los favoritos para ganar el Giro. "Contador es uno de mis referentes. Siempre ha ganado sus grandes vueltas al ataque y buscando hazañas históricas. No me gusta ganar a la defensiva, me gusta correr riesgo. A veces arriesgas y pierdes pero cuando ganas es aún más hermoso".

Evenepoel también repasó cómo ha pasado el confinamiento en Bélgica, donde sí ha podido salir a rodar al contrario que ha ocurrido en otros países de Europa. "Poder montar en bicicleta fue una gran ventaja, pero era extraño no poder parar a tomar un café. Los días de entrenamiento no han sido diferentes a lo habitual. Creo que sólo podremos regresar a la vida habitual cuando se descubra la vacuna. No tengo miedo al coronavirus, pero mucha gente ha muerto. Los números impresionan y deben tomarse precauciones". El ciclista belga también mostró su pasión por otros deportes, en especial por los deportes de combate.

"Intento seguir todos los deportes que puedo. Me gusta mucho el boxeo. Los púgiles son verdaderos luchadores con un poco de locura. He visto documentales sobre Anthony Joshua o Conor McGrgeor y hacen tres tipos de entrenamiento durante todod el día. También me fijé en Jan Frodeno, campeón olímpico y mundial de triatlón, que empieza a nadar a las 5 de la mañana y entrena hasta la noche. Son cosas que te hacen pensar que el ciclismo no es tan difícil, ya que pedaleas unas pocas horas al día".

El ciclista británico, ganador de cuatro Tour de Francia, deberá terminar su contrato que le vincula al Ineos hasta finales de 2020 antes de decidir su futuro, según informa L'Équipe.

Chris Froome seguirá en el equipo Ineos... al menos hasta final de la temporada 2020. Según recoge el diario francés L'Équipe el ciclista británico deberá cumplir el contrato que le vincula al equipo hasta el próximo 31 de diciembre dada la imposibilidad del resto de equipos para acometer su fichaje a mitad de la presente temporada, en parte por la alta compensación que deberían pagar al Ineos por su fichaje.

Froome, que buscará su quinto título en el Tour de Francia en una escuadra donde compartirá galones con Geraint Thomas o Egan Bernal, ganadores del Tour de Francia 2018 y 2019 respectivamente, dejó entrever su posible salida del Ineos tal y como adelantó el portal Cyclingnews, que llegó a afirmar que el británico estaría dispuesto a dejar el equipo esta misma temporada. Unas intenciones que, según L'Équipe, siguen en pie aunque se espera que Froome tome una decisión después de la disputa del Tour de Francia. Sin embargo su alto salario en el Ineos (4,5 millones de euros por temporada) puede ser un obstáculo para muchos equipos que quieran contar con él en sus filas.

Una de las razones por las que Froome desea abandonar el Ineos es el hecho de no ser el líder único del equipo, una condición de la que ha gozado desde 2013 tras ejercer como gregario de lujo de Bradley Wiggins. El éxito de Geraint Thomas en el Tour de 2018, donde Froome fue tercero, y la victoria de Egan Bernal en la edición de 2019, donde Froome no compitió tras su grave caída en Dauphiné, han hecho que Brailsford afronte el Tour con los tres corredores como líderes, algo que no le ha gustado a Froome ni tampoco a Bernal. Lo que suceda durante el próximo Tour de Francia decidirá el futuro de Chris Froome en el Ineos.

Suiza está cada vez más cerca de no perder la celebración del Mundial de ciclismo en ruta. La UCI hizo oficial a principios de mayo la reorganización del calendario. El Campeonato del Mundo quedó fijado para su disputa del 20 al 27 de septiembre en Aigle-Martigny. El máximo organismo ciclista se dio de plazo hasta finales de mayo para confirmar la sede en territorio suizo.

Ahora, según pubica el diario L'Equipe, Suiza para estar lista para acoger la cita que finalmente no se trasladara al Golfo Pérsico, opción que se manejó si era necesario un cambio de sede.

La posibilidad de que finalmente los Mundiales cambiarán de sede estaba sobre la mesa desde que Suiza, puso condiciones a los eventos públicos, ya que las reuniones de más de 1.000 personas están prohibidas hasta el 31 de agosto, sólo tres semanas antes del comienzo de los Mundiales.

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria