Hace poco más de año conversando con la colombiana Mónica Calderón luego de que ganará por primera vez la Leyenda del Dorado junto con Liliana Uzcategui tocamos el tema del patrocinio y el apoyo en Colombia al ciclismo y la antioqueña nos dijo que por lo menos en Colombia, no tenía nada que ver con los resultados deportivos.

Mónica, que en ese momento era la número 1 de Colombia en el ranking UCI, nos comentaba que ese elemento no tenía mucha importancia al momento de conseguir apoyo, que las marcas se fijaban más en elementos como número de seguidores en las redes, likes y otros aspectos que en los resultado y por ende tenía que dedicar tiempo en atender a una esfera que hasta no hace mucho era considerada mera farándula

Pero vamos, Mónica gana carreras de larga distancia en el MTB luego de su paso por la ruta donde rivalizó con Lilibeth Chacón en los Juegos Bolivarianos donde la tachirense en fuga con cuatro "cafeteras" las derrotó en el embalaje, su efectividad en las redes va de la mano con entrenamiento y resultados, algo que no suele ser así.

Difundir las actividades cotidianas en las redes no guste o no, ya forma parte de la sociedad actual, negarlo es engañarse. No obstante es una difusión que puede venir con trampa, "vender" resultados falsos, fijar metas que rayan en la fantasia o convertir paseos en duros entrenamientos para ganar prestigio y adulación.

Una buena fotografía es sin duda atractiva, asi como el texto que puede acompañarla o tener un KOM en Strava. La vanidad - pecado capital para los catolicos y cristianos - forma parte del día a dia, pero hacer y practicar ciclismo es otra cosa. Los resultados en la "vida real" no tiene nada que ver con el número de "Me Gusta" obtenidos, ni los comentarios o "Kudos", implican muchas horas de entrenamiento en silencio, sin estridencias e incluso en soledad.

No pretendemos decir acá que hacer o que no, los grandes influencer ya han conseguido hacer su actividad en las redes su Modus Vivendi, lo monetizaron y viven de ello, los ciclistas éxitosos, aquellos que ganan títulos importantes también. En ambos casos, muchos son los llamados y pocos los elegidos, lograr brillar requiere de trabajo, disciplina, talento y mucha perseverancia.

Para nosotros la formula ideal tendría que ser el equilibrio, entrenar, ganar o en su defecto ser competitivo y tener la habilidad de hacer esos resultados visibles. En primer lugar es honesto y coherente y en segundo lugar da la credibilidad necesaria para obtener ese apoyo, respaldo y cariño al ego esperado . Es triste encontrarse ciclistas populares en las redes que fracasan en carrera o vencedores en ellas y desconocidos ante el público.

Así como una buena bicicleta hará la diferencia real en los ciclistas que entrenan, nuestras redes serán un reflejo real y creible en la medida que tengan una historia fidedigna que contar.

Información adicional

  • Nota:

    Los conceptos emitidos en este espacio, las ideas, opiniones e informaciones expresadas son de absoluta responsabilidad del columnista.

David Gil

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Publicidad
Aymbike galeria
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria