Alejandro Pérez: “Me enamoré del Ciclismo Master” Destacado

Alejandro Pérez: “Me enamoré del Ciclismo Master”
22 Jun
2020

Alejandro Pérez ha vivido las diferentes formas de correr, desde los juveniles hasta los master, en cada una de ellas pudo saborear éxitos, pero es después de los treinta años cuando más ha disfrutado del ciclismo.

“A veces las cosas malas te llevan a cosas buenas”, Alejandro Pérez fue excluido a última hora de los Juegos Nacionales juveniles de 1997 evento para que el se había preparado, sólo quería competir en unos Juegos Nacionales antes de dedicarse a los estudios, la exclusión de la selección del estado Aragua, lo llenó de rabia y fue el estímulo para preparase y regresar con todo al ciclismo.

El aragüeño tuvo varios años, tres para ser exactos, alejado del ciclismo y con los Juegos Nacionales como objetivo, recibió el permiso de su padre para entrenar, dejar los estudios a un lado ese año y enfocarse en entrar en la selección estadal, en carrera se ganó el cupo en el equipo que dirigía Nicolás Reitdler, hasta allí todo marchaba bien, después se le saldría una rueda a la carreta.

“No fue un año bueno para mi, no estaba en la mejor condición, yo estaba en el equipo para los 70 kilómetros por equipo y en plenos Juegos me sacan y me meten a otro y de la misma bronca que agarré me dio un bronco espasmo pulmonar y no pude correr los Juegos, ahí me dije que todos lo que me hicieron mal ese año me la iban a pagar el año que viene, pero que con ellos no corro más, y así fue el año siguiente en sub 23 me desquité de todos ellos, en la bicicleta pues siguen siendo mis amigos, de ahí corrí Vuelta a Cojedes, me vieron y me fui a Italia a correr, donde corrí 2000 y 2001”

Retirado del ciclismo como infantil, regresa para correr juvenil, allí sub 23, elite, nuevamente se retira y regresa al ciclismo master. Circunstancias que la han permitido a Alejandro entender las diferentes formas de correr y de asumir el ciclismo.

"En juvenil no pude ganar ni una carrera, fue un solo año nada más, pero sí estaba metido en la candela, en la elite y sub 23 sí recuerdo que le gané a Miguel Ubeto una carrera en Cagua, la premiación era una Bicicleta Greco y 100 bolívares, recuerdo que Alexander Izquiel, Nelson Gelvez y yo, nos juntamos ese día y el otro equipo eran Gil Cordovés, Tomás Gil y Miguel Ubeto. Se encendió la carrera, era un lote como de 50 ciclistas en Corinsa, pero esos eran los dos equipos fuertes, y nos fugamos el Diablito, Tomás Gil, Nelson y yo, le digo a Nelson que 'con estos dos demonios no podemos llegar embalando porque nos van a ganar', y así mismo fue, y atacando y atacando y faltando un kilómetro en el cruce para la llegada los ataqué, me les vine solo y les gané, ese fue uno de mis triunfos más significativos, también un segundo lugar en una Vuelta a Sucre, la perdí por 10 seg con Edgar Ortega de Lotería”

“En máster me ha ido mucho mejor, campeonatos nacionales y qué triunfos que sean significativos para mi, un Clásico Aym Bike en la segunda etapa gané embalando en la recta de enfrente del velódromo en Maracay”

De la efusividad del juvenil, al profesionalismo del elite a la inteligencia del máster, cada etapa ha contado para Pérez.

“Lo difícil es aceptar que ya no tienes el mismo tiempo de entrenar y de hacer lo mismo que cuando eras elite, eres master, tienes tu trabajo, sacas tiempo de donde no tienes y mi transición pasó por años, yo me retire como elite en el 2005 y en el 2010 fue que regrese en master, pero yo volví al master con la mentalidad de volver a elite, pero la gente me decía 'ya verás que te va gustar' y hay más carreras master, más carreras y me quedé enamorado del ciclismo master”

“A mi me emocionaba cuando había carreras master y nos ponían con los elites, yo decía, yo tengo que marcar a un elite, que los master me marquen a mi y siempre con esa competitividad, para mi el nivel del master es muy similar al elite, lo único que cambia para mi es el kilometraje que le meten al elite, pero la media de velocidad en 50 kilómetros de carrera, de un master con un elite y es casi igual”

Que se vaya a la misma velocidad, no quiere decir que se compita y se enfrente la carrera de la misma manera, una lección que aprendió en su debut entre los mayores de treinta años.

“Mi primera carrera master fue en Cagua , en Corinsa, y todavía tenía la actitud de élite y yo atacando, atacando y se dio una fuga y yo no pude caer, termina la carrera y yo 'qué paso pues' y me llega Enrique Campos que fue mi entrenador y me dice, 'chamin, esto no es igual, aquí se corre con más inteligencia que con condiciones' ahí aprendí algo de eso”

“De juvenil a elite, es un cambio brusco, hay que tomarlo con profesionalismo, ya es un trabajo, y cuando yo pasé habían estrellas del ciclismo, gente consagrada, Carlos Maya, Aldrin Salamanca, Alexis Méndez, Robinson Merchán. Recuerdo que cuando llegué de Italia corrí la Vuelta al Táchira, la única que corrí y terminé la etapa con Robinson Merchán, la que llega al velódromo, me dice 'Alejandro te acabas de graduar de ciclista' y yo le dije pero vengo de correr en Italia, y él me dijo, no esta carrera es dura”.

Alejandro ahora se encuentra radicado en Nueva York, donde ya ha tenido la oportunidad de competir y lucir sus condiciones, una nueva transición para un valiente y aguerrido ciclista, pero sobre todo un enamorado del ciclismo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Publicidad
Aymbike galeria
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria