19 Ene
2022

Suesca alza los brazos en Mérida en la 4ta etapa de la Vuelta al Táchira 2022

El colombiano Marco Suesca del IDEA Indeportes de Antioquia conquista en solitario la Plaza Bolivar…

enRuta porJennifer C. Soler de Gil
18 Ene
2022

Jornada épica la vivida en el segundo día de competencias de la Vuelta al Tachira 2022

Jornada épica la vivida en el segundo día de competencias de la Vuelta al Tachira…

enRuta porDavid Gil
16 Ene
2022

Te cuento la Vuelta con el Gato Medina: Primera etapa: "me pierden a mi como jefe de filas pero tienen tres grandes ciclistas"

Pinché, el carro estaba esperando a otros compañeros. La primera asistencia me la dió la…

enRuta porJennifer C. Soler de Gil
16 Ene
2022

Ritmo trepidante, caídas, pinchazos y perjudicados, se vivió en el primer día de la Vuelta al Táchira en su capitulo 2022

La salida en Táriba y posteriormente el circuito metropolitano en San Cristóbal ofreció un abreboca…

enRuta porDavid Gil
13 Ene
2022

José Alarcón de la Gran Misión transporte segundo en la Vuelta a Bramón

Con un segundo lugar en la general el corredor de la Gran Misión Transporte Venezuela,…

enRuta porPrensa Gran Mision Transporte Venezuela
13 Ene
2022

Pegasus – Gobernación de La Guaira a un paso del podio en Bramón

Cumplidas las cuatro etapas de la Vuelta a Bramón, Henry Meneses del equipo guairense Pegasus…

enRuta porPrensa Pegasus La Guaira

EL MTB venezolano atenta contra si mismo

Lo que voy a decir probablemente no será un comentario que tendrá popularidad y es que el peor enemigo que tiene el mountain bike venezolano es el propio mountain bike venezolano.
Camina sin brújula, sin rumbo, prefiere el adorno y un bonito montaje que tener las condiciones mínimas reglamentarias en sus competencias. La excusa es la masificación y darle cabida a toda persona en bicicleta, como si fuera conceptos excluyentes. Una competencia puede ser bonita y vistosa sin renunciar a la reglamentación.

Lo hemos dicho hasta el cansancio, las reglas no son una llave ajustable que se gradúa en función de los intereses particulares. Pongamos un ejemplo, si tenemos un grupo de peloteros aficionados, que no tienen ningún tipo de clasificación profesional, siguen jugando un béisbol donde tres strikes es un out y donde hay que recorrer tres bases hasta llegar al home y anotar una carrera, pueden ajustar las distancia entre las bases, pero seguirán siendo tres. No desvirtúan el deporte como pasa en el ciclismo de montaña.

Tiempo atrás sentía rabia cuando veía a un corredor hacerse el "vivo" y competir en una categoría que no le corresponde para aspirar a un premio, ahora me da tristeza, no por el ciclista protagonista de la viveza, sino por el daño al deporte. Lo mismo sucede cuando no se cubren las distancias o los tiempos establecidos para un bike marathon o un Cross Country, a quien estamos perjudicando es a la disciplina en general, enseñamos mal el ciclismo de montaña competitivo y las consecuencias la pagamos una y otra vez en los escenarios internacionales.

Tampoco es válida la excusa de dividir competencias federadas de las privadas, en primer lugar todas son privadas, el aval federativo pasa por estar inscrita en un calendario nacional y aún así dichas pruebas no suelen respetar el reglamento. La mayoría de las veces por desconocimiento, pero cuando vemos que no se realiza una válida nacional desde el 2017 y Venezuela como país no va un Campeonato Panamericano con una delegación desde ese mismo año, no queda sino palpado el desinterés hacia la modalidad que más vende bicicletas a nivel de tiendas.

Nos gusta el espectáculo de los ciclistas élites, pero no sembramos en su formación, quienes tienen la edad son estimulados a competir en categorías paralelas. "No tienen el nivel" como si tener nivel fuera algo que uno va y compra en la tienda, entonces pasan de juveniles a sports, luego a experto y cuando tienen más experiencia ya compiten en master. Al menos diez años de condición deportiva desaprovechada por marcas, asociaciones y Federación. Por un sistema , por una estructura de pensamiento que estimula hacer podio en una categoría muchas veces creada sólo para una competencia. Se prefiere eso a tener una masa nutrida de ciclistas élites. Admiramos el ciclismo colombiano pero queremos llegar a ese nivel de excelencia sin sudar y por arte de magia.

El declive del nivel competitivo general es evidente y más allá de un contexto país muy complejo y cuesta arriba, se sigue caminando en la dirección equivocada.

Como quisiera estar equivocado.

Información adicional

  • Nota:

    Los conceptos emitidos en este espacio, las ideas, opiniones e informaciones expresadas son de absoluta responsabilidad del columnista.

David Gil

Email Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Enero 09, 2022

Ag2r celebra 30 años

in Ruta

by As

El Ag2r Citroen, representado por su mánager, Vincent Lavenu, y…

Editorial

  • Aprendizaje tardío
    por:
    Al llegar a sus veintes, el caraqueño Hersony Canelón ya había sido campeón Panamericano del Keirin, los larenses Angel Pulgar y Carlos Linares tenían medallas en Campeonatos Mundiales, la aragueña Kimmy Diquez ya tenía diez años con medallas continentales y del orbe en una BMX racing, la trujillana Daniely García…
    Escrito el Sábado, 27 Noviembre 2021 06:49

Pedaleando

Publicidad

Con 2 Rueditas

Contacto

Carta al editor

banner-galeria