Nairo Quintana sigue generando incertidumbre en sus aficionados y la prensa deportiva por la incógnita respecto a su equipo para la temporada 2023.

El colombiano dijo hace unos días que seguía en el World Tour para dar un mensaje de tranquilidad, pero no dio pistas de su equipo.Sin embargo, en medio de tantos diálogos con los medios de comunicación, reveló que en 2023 probablemente no acuda al Tour de Francia y sí lo haga en la Vuelta a España y el Giro de Italia. Algo sorpresivo por las preferencias que suele tener el colombiano

."Nos estamos preparando para dar un buen año y posiblemente será el Giro y la Vuelta a España", dijo en 'W Radio' confirmando que sí tiene un equipo World Tour.

Se ha especulado con equipos como Movistar Team, Intermaché y Education First; pero una noticia sobre Bahrain Victorius fue la que en su momento generó más ruido por el posible reencuentro con su 'enemigo' Mikel Landa. Además, el corredor español irá como líder a Tour, por lo que esta puede ser una pista que da Quintana de su próxima escuadra teniendo en cuenta el calendario de grandes vueltas."He tenido la fortuna de tener mi cuerpo bien y estamos en pie para el futuro, aún no estoy cansado, no estoy acabado", agregó espantando fantasmas de su retiro y explicando que él no anunciará su nuevo equipo porque deben ser ellos quienes hagan el anuncio oficial en su momento.

Klaas Lodewyck, uno de los directores deportivos del Quick-Step, definió en 'RIDE' a su estrella con unas palabras que se han convertido en virales."Evenepoel es un pequeño Lance Armstrong. Puede que sea una comparación equivocada, pero en términos de personalidad veo similitudes entre Remco y Lance", indicó.

Y añadió: "Además de todo lo  que apareció sobre Armstrong en el pasado, Lance también era un ciclista que nunca ganaba lo suficiente. Si tomaba la salida en cualquier carrera, quería ser el mejor, y Remco también ha querido ganar siempre. La mañana de la última etapa de La Vuelta ya empezó a hablar de los Mundiales de Wollongong. Para él nunca es suficiente y eso demuestra que siempre está motivado para ser el mejor y ganar carreras".

 

El equipo británico Ineos tiene de vuelta a Ian Stannard, ahora como director deportivo, para 2023. También da la bienvenida a Dajo Sanders, que reforzará el grupo de entrenadores de élite de la escuadra. Stannard pasó 10 años de su carrera ciclista compitiendo para el equipo y se hizo famoso por su determinación y éxito en algunas de las carreras más duras del ciclismo. Esto incluyó ganar ediciones consecutivas de Omloop Het Nieuwsblad en 2014 y 2015, la última en la que superó a dos ciclistas de Etixx-Quickstep y ganó en un increíble sprint de dos.

Stannard perfeccionó su destreza en la carrera a lo largo de muchas temporadas de clásicas y como parte de tres de las siete exitosas campañas del Tour de Francia del equipo. Después de retirarse en 2020, Stannard se unió a Trinity Racing como director deportivo, trabajando con algunos de los jóvenes talentos que ahora compiten con Ineos. “Es muy emocionante volver al equipo. Tuve dos grandes años y una curva de aprendizaje empinada en Trinity Racing, lo que creo que me coloca en un buen lugar para asumir un puesto en la dirección deportiva. Tengo muchas ganas de asumir nuevos desafíos”, afirma el británico.

El cuerpo técnico de Ineos también se verá reforzado por la incorporación de Dajo Sanders. El holandés altamente experimentado compitió a nivel nacional e internacional mientras completaba su licenciatura y maestría en fisiología del ejercicio en la Universidad de Maastricht. Sanders es coautor de más de 30 artículos ampliamente publicados y ha llevado a cabo proyectos de ciencias del deporte aplicadas con varios equipos ciclistas profesionales.

Tadej Pogacar ha cerrado una grandísma temporada 2022 en la que, pese a no revalidar el título en el pasado Tour de Francia, ha conseguido victorias de mucho prestigico en clásicas como Stade Bianche, el Gran Prix de Montreal o el Giro de Lombardía además de tres etapas en el Tour de Francia entre otros muchos éxitos.

Pogacar, de 24 años, hizo balance de su temporada en una entrevista a Cyclingnews, donde aseguró que, pese a los numerosos éxitos conseguidos, no ha cambiado su forma de ser. “Sigo siendo la misma persona que siempre he sido. Mi vida ha cambiado mucho, pero yo no he cambiado. Me encanta rodar en bicicleta, ya sea entrenando o en las carreras”

‘Pogi’ también admitió que, pese a no ganar el Tour de Francia, el segundo puesto no es una derrota para él. “Ha sido una temporada increíble y llena de acontecimientos. No acepto que el segundo puesto en el Tour de Francia fuese una derrota. Gané tres etapas y el maillot blanco. Si eso es una derrota es la mejor forma de perder. Puedes perder el Tour incluso si no terminas la primera etapa. Pero estar ahí en cada etapa no está muy lejos de la victoria”.

El esloveno habló también de la dura jornada que pasó en la etapa del Col du Granon y espera que le sirva de lección para próximas ediciones. “No creo que necesitemos cambiar mucho, solo tuve un mal día. Aprovecharemos esa experiencia y esa derrota para nuestro beneficio en el futuro. El próximo año iremos al Tour con una mentalidad aún más fuerte, con más hambre y veremos que pasa. Lo daremos todo para intentar ganar y esperamos no tener la misma mala suerte y los mismos problemas”

Pogacar reconoce su error en aquella etapa donde trató de salir a todos los ataque antes de ceder aunque cree que eso no le hará cambiar su forma de correr. “No importan las razones. Antes de ese día y después lo he hecho bien en otras muchas carreras, no me arrepiento. Quizá cometí un error, pero estaba corriendo en un momento muy tenso e intentando hacer lo mejor que podía ante dos grandes rivales del mismo equipo (Roglic y Vingegaard). Intenté que estuviéramos juntos en el grupo de los favoritos, pero ese día el Jumbo-Visma estaba muy fuerte y tenían una misión: destrozarme. Y lo lograron en una ocasión. Por supuesto que no lo pasé bien ese día y que aún me duele, pero seguro que fue fantástico para los que lo vieron por televisión. Correr de esa forma es simplemente mi manera de competir, que se suele basar en instintos. A veces funciona, a veces no, pero no voy a cambiar, siempre correré a todo gas”

Treinta años es el andanar de Gianni Savio al frente de una estructura deportiva profesional continental y ser sin duda una referencia en el ciclismo mundial, para el próximo año le tocará dar un paso atraás y recalificarse como equipo Continental, una situación que no es la ideal, pero que le permitirá mantenerse compitiendo y afinazar el proyecto de cara al futuro.

"Llevo 30 años dirigiendo equipos y nunca he dejado deudas a final de año. Mientras esperábamos que el Drone Hopper solucionara sus problemas, hemos estado buscando un patrocinador que pudiera reemplazarlos. No lo conseguimos porque el momento no es fácil en muchos aspectos. Por lo tanto, optamos por la categoría Continental, para transportar al equipo de 2022 a 2024, cuando queremos volver a la categoría Profesional. En el Continental no hay costes tan altos, pero tenemos que demostrar dos pilares: tener un proyecto y no correr más riesgos económicos” explicaba Savio al portal Oasport.

"Estamos en una situación difícil, pero he superado otras adversidades en el pasado y ciertamente no me doy por vencido. Estoy convencido de que lo superaremos todo con la misma determinación que también le pedimos a nuestros ciclistas. ¿ Si tenemos fechas previstas ? Creo que podemos oficializar la plantilla la semana que viene. Todavía quedan algunos aspectos por definir y, sobre todo, debemos tener garantías económicas totales" continúa.

Al ser consultado en relacicón a su capacidad de descubrir ciclistas y el modelo de luego traspasarlos a equipos de grandes presupuesto hizo un interesante balance
"Fui yo quien introdujo esta cláusula contractual. No penaliza a nadie. Hay tres partes en esta situación. Comienza con el corredor que gana del equipo del que fue valorado y pasa a uno en el que puede ganar el doble o el triple. Luego está el equipo World Tour que tiene a un corredor ya entrenado y, desde mi punto de vista, creo que es correcto que el equipo que lo lanzó pueda recibir una compensación. Egan Bernal es su emblema, habiendo ganado el Giro de Italia y el Tour de Francia...Entre los méritos que tengo a mi disposición, creo que tengo la intuición. Pensé que todos los ciclistas que presenté eran realmente talentosos y podrían convertirse en profesionales. Retrocediendo en el tiempo, también menciono a Leonardo Sierra y Nelson “Cacaito” Rodríguez. ¿Y cómo no pensar en los que hemos relanzado? Sobre todo recuerdo con enorme placer, pero también con gran tristeza, obviamente, a Michele Scarponi, un verdadero hombre de equipo... porque no siempre aflora el agradecimiento"

-Es el cierre de su año después de una segunda parte de temporada a un alto nivel. ¿Contento tras todos los problemas que tuvo durante la primera mitad del año?

Sí, este tramo final fue el deseado. Disfruté mucho. Sí que te da por pensar que ojalá no se hubiese acabado la temporada viendo como iba, ¿no? Este año tenía ganas de hacerlo bien en este tramo porque, como sabéis, al principio me costó un poco. Siempre piensas que, tras un año largo, a ver si llega octubre para acabar, pero ahora... intentaremos seguir así para empezar bien en 2023.

-¿En líneas generales, qué valoración hace del año?

Desde dentro de mí veo que, en el punto de forma, los números hasta antes del Tour eran los mejores de mi vida. Tenemos que mirar eso. Los resultados no llegaron por las caídas, pero el estado físico era bueno. Luego llegaron los resultados y el estado de forma. Hubo cuatro o cinco meses duros. También el aspecto mental es muy importante.

-¿Considera que, tras el abandono en el Tour, tocó fondo?

No sé lo que es tocar fondo, pero fue una situación dura deportivamente. Está claro que hay momentos peores de los que me tocó a mí vivir, pero con mucho trabajo, la ayuda de profesionales, el staff, Eusebio Unzué... pudimos darle la vuelta.

-Una vuelta radical, ¿no?

Sí, me sentí como el Enric de antes, con confianza y disfrutando. Recientemente, tuvimos una primera concentración en Pamplona para comentar esta temporada y ver lo qué toca en la próxima.

-¿Y qué le toca?

Me gustaría tanto a mí como al equipo empezar a correr algo más tarde. Aún no sabemos si iré a la Challenge de Mallorca o no, pero la intención es alargar un poco el principio de temporada. En cuanto al resto del calendario, no creo que lo cambiemos mucho respecto a 2022 (Tour, Vuelta...). Seguiremos con el mismo trabajo, mejorándolo.

-Ya conoce el recorrido del Tour. ¿Qué le parece? Tan solo 22 km de contrarreloj.

Me gusta, y más porque arranco en casa (Bilbao). Cuando llegue el momento, tenemos que estar convencidos de que podemos hacer un gran Tour.

-El Movistar cerró la plantilla para la próxima temporada con las llegadas de Romeo, Guerreiro y Gaviria. ¿Qué le parece?

En cuanto a Gaviria, creo que si hace las cosas bien... cuidado. En 2017, 2018, cuando le conocí, que compartimos equipo en el Quick Step, ganaba lo que quería. Era un esprínter que no le importaba arrancar a 700 metros, ganaba igual. Romeo se irá formando y Guerreiro, estos cuatro o cinco días que estuvo con nosotros en la concentración, ya hizo piña. Si se integran bien, serán importantes.

-Lo pasaron mal con el tema de los puntos UCI, ¿no?

Está claro. Fue un año difícil, el trienio en general, porque los resultados no llegaron como deberían. Si retomamos en la siguiente campaña como acabamos esta todo el equipo, enseñando la calidad que hay, no habrá más problemas en tres años vista.

-Usted anunció su renovación hasta 2025 sin saber todavía si el equipo mantendría la categoría.

Este es un grupo humano y un equipo en el que me siento muy cómodo. Eusebio, el staff, económicamente me tratan bien... no hay motivo para cambiar.

-¿Cómo ve la posibilidad de tener un segundo patrocinador en el equipo a corto plazo?

Sinceramente, los corredores no tenemos ni idea de ese tema. Seguramente os enteréis vosotros, los periodistas, antes que nosotros. Los jefes están hablando con diversos posibles patrocinadores y ojalá haya algo que nos pueda ayudar a aumentar el presupuesto del equipo y puedan venir corredores para ganar carreras, ayudarme a mí, a Gaviria...


-En las semanas finales estuvo luchando en Lombardía con Pogacar, respondiendo ante los mejores... ¿Se ve peleando con ellos (Pogacar, Vingegaard...) el próximo año?

Sí. La confianza ha ido aumentando y quiero luchar. No sé si estaré a la altura, porque hemos visto que tienen un súper nivel, pero ojalá pueda estar de tú a tú con ellos.

-Con 27 años, y viendo lo que viene en el ciclismo español (Ayuso, Rodríguez). ¿En qué posición cree que se encuentra?

Me considero todavía joven. Son 27 años. Me acuerdo cuando tenía 23, 22, como los que citas, pero ahora están creciendo a pasos agigantados. El ciclismo español tiene que estar orgulloso de lo que tenemos y de lo que viene.

-¿Un deseo para 2023?

-Que no haya mala suerte, nos acompañe la salud y podamos conseguir grandes cosas.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/q6h71ipk2rrd/public_html/ciclismototal/templates/horizon/html/com_k2/minitek1/category.php on line 254
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria