Groenewegen hace para sí la tercera del Tour

Groenewegen hace para sí la tercera del Tour
04 Jul
2022

El Dakar lleva 15 años sin pisar Dakar, desde 2007, pero se sigue llamando así, no importa que sus últimas ediciones hayan recorrido Sudamérica y Arabia. Los grandes eventos globales tienen la marca tan consolidada internacionalmente que pueden extender sus tentáculos a otros países, incluso a otros continentes, sin perder su fuerza original, sin dañar su identidad. Al contrario, añaden territorios a su causa. El Tour de Francia, el Giro de Italia y la Vuelta a España son casos similares. Las tres grandes salen este año desde fuera de sus fronteras. El Giro lo hizo desde Hungría. La Vuelta lo hará desde Países Bajos. Y el Tour, durante tres etapas, ha conquistado los corazones de Dinamarca.

El público danés ha abarrotado las cunetas durante estas tres jornadas, ha protagonizado unas imágenes que confirman la conveniencia de expandir el Tour y el ciclismo a naciones menos acostumbradas. Dinamarca ha sido una fiesta. Y en ella han participado sus corredores, que este año ascienden a diez, uno más que España. Tres de ellos han brillado especialmente en casa. Uno, Jonas Vingegaard, que se marcó el viernes una contrarreloj espléndida, a ocho segundos de Tadej Pogacar, y mantiene vivas sus opciones de podio, o incluso de victoria, en el Tour. Dos, Magnus Cort Nielsen, el rey de la Montaña, que merece un capítulo aparte. Y tres, Mads Pedersen, el campeón mundial de 2019, que ha peleado los esprints: el sábado fue tercero.

Magnus Cort, decíamos, merece un párrafo propio, porque ha paseado su bigote rubio durante dos escapadas consecutivas, al son de los enfervorizados vítores de sus compatriotas. Se lo ha pasado pipa, con celebraciones puño en alto en los puertos. El sábado tuvo tres compañeros de aventura, pero ninguno pudo evitar que coronara las tres cotas del día para embutirse el primer maillot de lunares de este certamen. Este domingo nadie se molestó en perseguirle. El bravo ciclista del EF Education saltó de salida y cubrió 130 kilómetros en solitario, durante los cuales volvió a pasar en cabeza por las tres subidas del recorrido, para completar el pleno. Seis de seis.

Rigoberto Urán quiso aportar su humor a los festejos y se plantó en la salida con un casco de vikingo y el martillo de Thor, pero no le dio mucha suerte la broma, porque volvió a verse implicado en una caída por segundo día consecutivo y cedió 39 segundos, cortado por una montonera que se produjo a diez kilómetros de la meta, que también afectó a Mollema, Haig, Martin, Froome y Pinot, por citar otros nombres ilustres. Y a cinco ciclistas del Movistar, con Enric Mas a salvo. Fue uno de los pocos momentos de tensión de una etapa soporífera, que no acompañó con un espectáculo competitivo al colorido de la ruta.

La etapa se resolvió con una volata cantada. Dylan Groenewegen pescó en río revuelto, mientras Peter Sagan recriminaba una maniobra irregular con el dedo índice y palabras malsonantes a Wout van Aert, que volvió a ser segundo por tercer día seguido. La victoria se le resiste, pero no el maillot amarillo, que pudo conservar por segunda jornada. Groenewegen, de 29 años, ganó un día después que su compatriota neerlandés Fabio Jakobsen, a quien accidentó gravemente en la Vuelta a Polonia de 2020. Los dos han podido volver a lo suyo, que es ganar al esprint. De momento son los dos más rápidos de este Tour.


Warning: count(): Parameter must be an array or an object that implements Countable in /home/q6h71ipk2rrd/public_html/ciclismototal/templates/horizon/html/com_k2/default/item.php on line 262

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con
No está permitido el Código HTML.

Ruta

Publicidad
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria