La Vuelta (17)

La etapa 11 de esta edición 76 de la Vuelta a España tuvo lugar el día de hoy entre Antequera y Valdepeñas de Jaen. En esta jornada, de media montaña, hubo un duelo imperdible entre los candidatos más fuertes de esta competencia: Primoz Roglic y Eric Mas, en el que se terminó imponiendo el esloveno y jefe de filas del Jumbo-Visma sobre el español del Movistar.

El recorrido de 133 kilómetros contó con una cuesta final (La subida al Chaparral) de 1 kilómetro con una rampa que han denominado como "explosiva" al 23% rodeada por uno de los más hermosos paisajes de Andalucía.

Hoy no hubo espacio para los escapados, Magnus Cort Nielsen comenzó en cabeza de carrera la ascención de valdepeñera, pero rápidamente fue neutralizado por Roglic y Más que lucharon con uñas y dientes, pero el esloveno también es especialista en muros de esta envergadura.

Finalmente Primoz Roglic (Jumbo-Visma) se impuso ante Eric Mas (Movistar) con una crono de 3h con 11' exactos y el español hoy tuvo que conformarse con el 2do lugar a 3", seguido de Superman López a 5" de Roglic.

La general hoy permaneció, igual que ayer, presidida por Odd Christian Eiking (Intermaché-Wanty) con una crono de 41h, 48' y 57", mientras que en 2do y 3er lugar continúan Guillaume Martin (Cofidis) a 58" y, el ya mencionado, Roglic a 1' con 56" de Eiking.

El día de hoy, 24 de Agosto del 2021, se rodó la 10ma etapa de la Vuelta a España, de media montaña, luego de una jornada de descanso. Esta etapa 10, que tuvo lugar entre las localidades de Roquetas de Mar y Rincón de la Victoria, fue dominada por el australiano de DSM Michael Storer.

El jefe de filas del Jumbo-Visma, Primoz Roglic, decidió darle rienda suelta a la escapada, por primera vez numerosa, de 31 corredores, para no desgastar a su equipo que hoy demostró no estar en su mejor momento. De este modo, Roglic, como buen líder, decidió ceder el Maillot en pro del bienestar de su equipo.

A pesar de haber cedido el liderato, no quedó todo allí, el esloveno lanzó un sarpazo en el puerto de Almázar (de 15 Km al 5% de pendiente media y rampas al 17%) que le permitió seguir en la general, a pesar de que en el descenso sufriera una caída que lo dejó en 3er lugar.

Hoy Michael Storer venció con una crono de 4h, 9' y 21", seguido de Mauri Vansevenant (Deceuninck-Quick Step) y Clément Champoussin (Ag2r-Citröen), ambos a 22" del australiano. Mientras que en la general Odd Christian Eiking (Intermaché-Wanty) enfundó el Maillot con 38h, 37' con 46", en 2do lugar quedó Guillaume Martin (Cofidis) a 58" y Roglic quedó 3ro a 2' con 17" del nuevo líder noruego.

El colombiano Egan Bernal (Ineos), maillot blanco de mejor joven de la Vuelta, fue uno de los favoritos perjudicados en la novena etapa de la Vuelta, en la que perdió tiempo respecto al líder Primoz Roglic y algunos de sus rivales directos de la general.

La "falta de cambio de ritmo" cuando los rivales atacaron en la subida a Velefique fue la causa por la que el ganador del Tour 2019 y del Giro 2021 perdió más 45 segundos sobre el líder, lo que le deja en la general quinto a 1.52 de Roglic.

"Me sentía bien, sólo que me faltó el cambio de ritmo. Iba fuerte, pero cuando aceleraban sentía que no podía y me volvían a soltar. Yates trató de ayudarme, pero en un momento ya le dije que hiciera su carrera lo mejor que pudiera. No tengo ni idea de cuál será la estrategia de Ineos en adelante, de momento mañana vamos a descansar y mirar cómo estamos", señaló en meta el ciclista de Zipaquirá.

Bernal comentó que la idea inicial en la primera gran etapa de montaña con final en un puerto de categoría especial era "ir a por todas", pero no tuvo más fuerzas que sus rivales."Salí con la mejor actitud esta mañana del bus y la idea era ir a por todas y forzar la carrera. Sabíamos que iba a salir la etapa muy loca y quisimos poner un ritmo fuerte en la subida larga y tensar la carrera en el último puerto, pero la verdad es que hubo otros corredores fuertes y no queda otra que pasar la página".

Movistar Team ha dejado una notable impresión en el día más duro hasta la fecha de La Vuelta 2021, una 9ª jornada con calor, un ritmo brutal desde la salida, 4600m de desnivel y cuatro grandes puertos camino de Velefique.

Pese al abandono de Johan Jacobs, a causa de una caída que le causó un fuerte golpe en la espalda y obligó a su traslado a un centro hospitalario de Almería, la escuadra telefónica cuajó un gran papel, con el apoyo de los Rojas, Oliveira, Erviti y Verona y la gran actuación de sus dos bazas para la general: Enric Mas y Miguel Ángel López.

Verona fue durante gran parte de la etapa el gran respaldo de Mas y López. (c) Photo Gomez Sport
El colombiano participó en cada una de las aceleraciones en el grupo de favoritos, llegándose a marchar por momentos en un terceto con Yates (IGD) y Kuss (TJV), y su labor sirvió de ayuda a Enric para hacer un gran cambio de ritmo a 5 km del final, uno que secó la nueva acometida de Yates y le dejó con la sola compañía del líder de la prueba, Primoz Roglic (TJV).

Con Caruso (TBV) imponiéndose en solitario desde la fuga, Mas acabó cruzando la meta 3º tras Roglic, mientras López encabezaba junto a Haig (TBV) el segundo grupo escalador para ser 5º y meterse de nuevo en el podio provisional. Enric y Miguel son ahora segundo y tercero en la carrera, antes del primer descanso que tendrá mañana lunes.

DECLARACIONES / Enric Mas:

“Muy contento. Hacía tiempo que no me sentía tan bien sobre la bicicleta. El equipo ha estado magnífico hoy. Una pena no poder seguir teniendo a Johan Jacobs, a quien deseo que su caída no tenga consecuencias graves y pueda recuperarse bien. Miguel Ángel ha hecho un trabajo muy bueno durante la subida, saliendo a esos ataques, y en mi caso tenía que intentar dejar al resto atrás e intentar sacar diferencias.

No pienso que haya tenido a Roglic contra las cuerdas. Íbamos los dos a tope y sí que es cierto que mis relevos eran más fuertes, porque yo soy quien tenía más necesidad de sacar tiempo a los rivales. Él es el líder, no tiene que tirar de mí, pero aun así ha colaborado bien y nos ha valido a los dos. Contento de, al menos, estar en el mismo nivel que Roglic hoy en esa subida.

Los dos hombres de referencia ahora mismo en La Vuelta: Mas y Roglic. (c) Albert Valero / Movistar Team
Vamos a luchar por intentar coger en algún momento ese maillot rojo; es lo que nos toca, en una carrera tan importante para el equipo y estando en casa. Hoy no le hemos puesto contra las cuerdas, como digo, pero algún día se intentará. ¿Esperadas las diferencias? No sé hasta qué punto. Era el primer final con puerto más largo y duro en La Vuelta, después de una jornada con tanto desnivel, y en ese escenario teníamos que intentar sacar diferencias con todos los que pudiésemos. Mañana, día de descanso. Intentaremos disfrutarlo al máximo...”

Etapa para Damiano Caruso, Enric Mas atacó y solo Roglic pudo seguirlo, el Ineos y el Movistar movieron la carrera, brillante novena etapa de la Vuelta.

Esta etapa 9, una etapa de montaña considerada una de las más difíciles de la carrera, contó con un recorrido de 188 kilómetros entre las localidades de Puerto Lumbreras y Alto de Velefique.

Desde el comienzo de la carrera varios competidores empezaron a atacar, pero el pelotón, que hoy rodó a toda marcha, no les dió tregua. A 89 kilómetros para llegar a la meta Damiano Caruso, Oliver Le Gac y Rudy Molard lograron ponerse al frente.

Restando 8,5 kilómetros para el final Yates decidió atacar y fué perseguido por los favoritos Primoz Roglic, López, Yates, Mas y Egan Bernal. Finalmente Caruso se impuso con 5h, 3' y 14". Primoz Roglic hoy llegó 2do a 1' con 5", mientras que Eric Mas quedó 3ro solo a 1" de diferencia de Roglic.

En la clasificación general individual Primoz Roglic (Jumbo-Visma) conserva el Maillot Rojo con 34h, 18' y 53", seguido de Eric Mas (Movistar), quién estando a 28" se convierte en un peligroso retador; mientras que el 3er lugar lo ocupa Superman López a 1' con 28" del esloveno.

La etapa 8 de esta edición 76 de la Vuelta a España, la 4ta etapa plana de la competencia, fue dominada por Fabio Jakobsen, el neerlandés del Deceuninck-Quick Step que hoy suma su 2da victoria en esta vuelta.

El recorrido de hoy, de 173 kilómetros, entre Santa Pola y La Manga del Mar Menor, se rodó con tranquilidad después de dos jornadas intensas. Los escapados fueron nuevamente: Aritz Bagües (Caja Rural), Mikel Iturria (Euskaltel-Euskadi) y Ander Okamika (Burgos-BH); los vascos pertenecientes a los equipos 3 equipos invitados.

Hoy el Astana-Premier Tech apretó y se mantuvo al frente del pelotón, fuera de esto el guión se repitió al pie de la letra, no hubo ataques, persecuciones ni intentonas para cambiar la situación.

Pasados los 138 kilómetros de meta el pelotón alcanzó a los fugados y de nuevo todo se resolvió al Sprint, que el día de hoy lideró Jacobsen al llegar a meta con una crono de 3h, 56' con 5". Seguido del neerlandés llegaron Alberto Dainese (Dsm) y Jasper Philipsen, ambos con el mismo tiempo del líder de la etapa.

En la general sigue mandando Primoz Roglic (Jumbo-Visma) con 29h, 14' con 40". En 2do lugar se encuentra Felix Grobschartner (Bora-Hansgrohe) a 8" y en la 3ra posición de la tabla está, por ahora, Eric Mas (Movistar) a 25" de Roglic.

Ni el magnífico esfuerzo en la fuga del día de Carlos Verona, 2º tras el australiano Storer (DSM) desde un grupo de 29 que a punto estuvo de darle otra vuelta al liderato, ni el buen rendimiento de Enric Mas y un combativo Miguel Ángel López, ahora 3º y 4º en una general que aún comanda Roglic (TJV), pudieron alegrar el rostro a un Movistar Team que lamentó este viernes, en la séptima jornada de La Vuelta 2021, el abandono de su estandarte: Alejandro Valverde.

Cayó el campeonísimo murciano a 43 km de la cima del Balcón de Alicante, en un tramo rápido del irregular ascenso a El Collao (2ª), cuando al tomar un giro a derechas pisó inadvertidamente un bache y perdió el control de la bicicleta, salvando por muy poco un peligroso quitamiedos y cayendo a un terraplén. Pudo levantarse, con gran dolor en su hombro derecho y la ayuda de José Joaquín Rojas -con el que había atacado, apenas un par de kilómetros atrás, por delante de los otros favoritos-, pero tras recibir el OK médico y proseguir en carrera, el dolor se hizo insoportable para el líder de Movistar Team.


Consolado por Chente García Acosta y trasladado rápidamente al Hospital General de Alicante, las primeras pruebas radiológicas no revelaron fracturas, si bien el desplazamiento de la placa que tenía en el hombro derecho y el dolor en dicha zona y en el costado aconsejaron pruebas más exhaustivas. Un TAC realizado a última hora de la tarde acabó confirmando una fractura de clavícula, que será operada este sábado en Murcia.

El descanso de Alejandro y SU total recuperación, así como reponerse de este golpe anímico y seguir peleando por una carrera aún muy abierta, son los objetivos de Movistar Team a partir de mañana sábado, jornada que había de ser otro homenaje más para el ‘Bala’, con el paso por Murcia y la llegada en el Mar Menor (173 km, 8ª etapa).


DECLARACIONES:

Carlos Verona: “Resignación y satisfacción. La he visto cerca, pese a que en un inicio no iba pensando en la etapa, siempre íbamos con la cabeza en nuestras opciones atrás. De hecho, Patxi me venía diciendo que Alejandro iba a atacar, y venía todo el día tranquilo, guardando. Ha habido un momento en que, de repente, había silencio en la radio, no entendía nada... y ya me han dicho sobre la caída de Alejandro. Ojalá esté bien. Una vez ahí adelante, tenía que prepararme y buscar la etapa. He preguntado si podía probar, me han dado el OK y me podido estar ahí. Sabía que me tenía que anticipar y me he movido lo que he podido. Debía arrancar antes lo mas duro, porque sabia que había mejores escaladores en la fuga. Storer ha sido el más fuerte. He saltado dos veces en el falso llano para buscar la duda en ese cuarteto, pero me ha sabido aguantar hasta lo mas duro y su ‘peso pluma’, frente a mis 70 kilos, ha marcado la diferencia”.


Miguel Ángel López: “Tristes por la noticia de que nuestro Bala no continúe en carrera. Pierde mucho el equipo. Bala es un corredorazo que nos daba mucha tranquilidad, seguridad... Es un hombre clave para un terreno como hoy; en grupos pequeños, con él podíamos buscar siempre ir hacia adelante. Es una pena. No he visto cómo ha sido la caida, porque justo íbamos un poco por detrás, después de que Rojas y él hubiesen arrancado, como habíamos planeado, y yo venía en un segundo grupo con Enric. Cuando hemos pasado por la zona de la caída no había nadie en el piso. Solo me he enterado mas tarde y me dio mucha pena. A Alejandro, calidad le sobra con los años que tiene... Nunca deja de sorprender, lo teníamos siempre en posiciones delanteras, te da confianza, tiene mucha experiencia... Lamentamos mucho su baja.


No sé cómo estaremos para el domingo, pero seguro que será muy duro. Se va notando el cansancio, y ya vieron que hoy no hubo muchos ataques en la última subida por ese desgaste y porque las rampas eran muy empinadas para abrir hueco. De momento estamos bien, las sensaciones son buenas, tenemos que continuar a ver cómo seguimos”.

Magnus Cort Nielsen (EF Education-Nippo) remató para ganar la 6ta etapa de la Vuelta a España, una etapa de media montaña de 158 kilómetros con una ascensión final a Alto de La Montaña de Cullera de 1,9 kilómetros al 9,4% de pendiente media.

La meta era propicia para una pelea mixta. Por un lado, los gallos del corral, los que luchan por la general, ciclistas del corte de Roglic y Richard Carapaz, que ya han demostrado solvencia en estos muros. Por otro, los denominados ‘uphill finishers’, corredores del tipo de Michael Matthews, Alex Aranburu y Alejandro Valverde en sus tiempos mozos. Magnus Cort, velocista en sus orígenes, también entra en ese perfil, pero prefirió lidiar la etapa de otra manera, más arriesgada, dentro de una escapada. A pie de puerto llegó con 20 segundos que se antojaban escasos. El empuje de los capos presagiaba otro final. Carapaz, lanzado por Jhonatan Narváez, hizo la primera intentona. Luego hubo alternativas de Superman López, Matthews, Vlasov... Y del propio Roglic, que dio el hachazo definitivo para entrar justo a rueda del heroico danés.

Roglic recuperó el liderato en la general con una crono de 21h, 4' y 49", lo sigue Eric Mas (Movistar) a 25" y Miguel Ángel López (también del Movistar) quedó 3ro a 36" del esloveno líder del Jumbo-Visma.

Tadej Pogacar es, sin lugar a dudas, uno de los ciclistas más codiciados del pelotón mundial después de ganar el Tour de Francia en 2020 y 2021 a sus 22 años. Una increíble trayectoria que ha hecho que el UAE blinde al ciclista esloveno con un nuevo contrato hasta el año 2027, cuando Pogacar tendrá 29 años.

Más impresionante que la duración del contrato de Pogacar es el sueldo que percibirá el ciclista esloveno gracias a esta renovación. Según señalan cálculos realizados por La Gazzetta dello Sport, el montante total de la renovación de Pogacar alcanza los 36 millones de euros, por lo que el ciclista esloveno percibiría la friolera de 6 millones de euros al año, algo inasumible para muchas escuadras del pelotón y que pondría freno a interés de otros equipos como Ineos, Jumbo-Visma o Israel Start-Up Nation a la hora de ficharle.

De esta forma Tadej Pogacar se convierte en el ciclista mejor pagado del pelotón superando a Chris Froome, que percibe 5,5 millones de euros en el Israel Start-Up Nation según recogió el diario L'Équipe el pasado mes de marzo, y también al eslovaco Peter Sagan, mientras que otras figuras del pelotón como Geraint Thomas, Egan Bernal y Michal Kwiatkowski ganan 3,5, 2,8 y 2,5 millones de euros al año por temporada respectivamente.

El neerlandés Fabio Jakobsen perteneciente a la escuadra del Deceuninck-Quick Step hoy se impuso por primera vez en una grande luego del accidente que sufrió el año pasado en Polonia.

La etapa del día de hoy, 4ta de la Vuelta a España, contó con un recorrido de 163,9 kilómetros entre El Burgo de Osma y Molina de Aragón. La fuga de la etapa la conformaron Angel Madrazo, Carlos Canal y Joan Bou quienes se mantuvieron al frente durante 100 kilómetros aproximadamente.

La fuga fue controlada, a 15 kilómetros de meta, por el pelotón que hasta entonces marchó bajo el mando del Intermaché-Wanty, equipo que trabajó para que su líder Rein Taaramae mantuviera la camiseta roja de líder.

Llegada la recta final, a 10 kilómetros de meta, el Deceuninck-Quick Step, el Movistar y el Alpecin-Fenix tomaron el mando del pelotón y comenzó la batalla entre los candidatos al triunfo: Matthews, Démare y Jakobsen.

En la llegada masiva Jakobsen (Deceuninck-Quick Step) impuso su velocidad y conquistó la etapa con una crono de 3h, 43' y 7". Detrás del neerlandés quedaron Arnaud Démare (Groupama FDJ) y Magnus Cort Nielsen (EF Education-Nippo) ambos con el mismo tiempo de Jakobsen.

La clasificación general individual hoy permaneció sin alteraciones presidida por Rein Taaramae (Intermaché-Wanty) con 13h, 8' y 51", seguido de Kenny Elissonde (Trek-Segafredo) a 25" y Primoz Roglic a 30" de Taaramae.

Publicidad
Aymbike galeria
 
 

Contacto

Carta al editor

banner-galeria